Comarca de Alfaro


Información de Comarca de Alfaro


COMARCA DE ALFARO

La comarca de Alfaro se encuentra en el extremo oriental de La Rioja, limitando ya por el norte y el este con la Comunidad Foral de Navarra. Ubicada en la Rioja Baja, pertenece al área geográfica denominada como la Rioja Suroriental y se halla enclavada en el valle medio del Ebro, el cual serpentea sus tierras formando bellos meandros poblados de sotos y alimentando una de las mejores huertas de España.

La comarca de Alfaro es una de las zonas más dinámicas de toda la Rioja, y ello a pesar de su pequeño tamaño. Solamente está compuesta por tres municipios, que son Alfaro, Rincón de Soto y Aldeanueva de Ebro, pero ha sabido renovar su economía y adaptarse a los nuevos tiempos, centrando su actividad en su tradición vitivinícola, siendo Alfaro el municipio que más hectáreas dedica a la vid de toda la DO Rioja, y la industria alimentaria, que explota su fértil y reconocida huerta.

NATURALEZA

Además de los paseos entre huertas, viñedos y bodegas centenarias y modernas, el tesoro medioambiental más importante que nos encontramos en la comarca de Alfaro se esconde en uno de los meandros del Ebro: se trata de la Reserva Natural de los Sotos de Alfaro, un paraje de naturaleza espectacular ubicado en el valle medio del río, rebosante de vida y color. Los sotos de Alfaro son además el hábitat de numerosos animales, y entre muchos otros encontramos por ejemplo nutrias, visones europeos y, muy especialmente, cigüeñas, aves que han hecho de Alfaro (y, en concreto de las torres y campanarios de la colegiata de San Miguel Arcángel) su hogar.

Desde el punto de vista de los aficionados al senderismo y al cicloturismo y las rutas BTT, el punto fuerte de la Reserva Natural de los Sotos de Alfaro es que propone además de contar con recorridos propios, el paraje se encuentra dentro del sendero de Gran Recorrido 99. Es esta una travesía denominada como el Camino Natural del Ebro, y en La Rioja cuenta con tres grandes hitos: uno de ellos, el más oriental, son los propios sotos de Alfaro. El siguiente, son las villas medievales por las que zigzaguea entre meandros y sotos. Y, el último, las bellas Conchas de Haro, la entrada natural del Ebro en la comunidad autónoma, partiendo en dos el cordal montañoso de los Obarenes y la sierra de Cantabria.

PATRIMONIO

Los municipios de la comarca de Alfaro se han visto profundamente renovados y modificados en los últimos años del siglo XX fruto de su bonanza y prosperidad. En este sentido, el paradigma de este cambio se encuentra en la ermita de Nuestra Señora del Portal de Aldeanueva de Ebro, una pequeña capilla consagrada hoy a la viticultura, pues allí se encuentra el Museo del Vino.

Sin embargo, todavía es posible contemplar algunos vestigios del pasado, los cuales se remontan incluso hasta la época romana y los tiempos del cristianismo primitivo (yacimientos de de la Azucarera y el de las Eras de San Martín, en Alfaro) y de sus mejores tradiciones. Destaca en ambos casos el uso del ladrillo, algo que la comarca de Alfaro, junto con su pasión por las jotas y la tauromaquia, comparte con muchas localidades de la vega del Ebro. Lo cierto es que, históricamente, a lo largo del río se le ha sabido sacar provecho a este material tan humilde para crear bellas composiciones estéticas. Algunos de los mejores ejemplos de esta técnica los encontramos en las casonas señoriales blasonadas de los siglos XVI, XVII y XVIII de Rincón de Soto y en los palacetes de Alfaro, en las bellas torres de las iglesias de cualquiera de los tres municipios de la comarca de Alfaro, como la de la iglesia de San Bartolomé de Aldeanueva de Ebro, que destacan en la planicie que caracteriza el paisaje de la zona; o en la imponente colegiata de San Miguel Arcángel de Alfaro.

GASTRONOMÍA

Sin duda alguna, uno de los placeres de visitar cualquier parte de La Rioja es que, como saben bien los amantes del buen yantar, sus platos y elaboraciones típicas nunca defraudan. Tampoco lo hacen sus caldos, y menos en la comarca de Alfaro, una de las áreas más reputadas de la DO Rioja.

No obstante, al hablar de la comarca de Alfaro debemos subrayar que la Rioja Suroriental ofrece una de las tradiciones culinarias más propias de la dieta mediterránea de toda España. Los auténticos protagonistas son los frutos de la afamada huerta bajorriojana, consumidos siempre en temporada, destacando prácticamente la totalidad de todos ellos. Por citar algunos ejemplos, gran renombre tienen los espárragos naturales blancos, los pimientos, que se suelen preparar rellenos, e incluso determinadas frutas, como la pera, denominación de origen protegida en Rincón de Soto y que se suele preparar al vino.

Destacan también los champiñones y las setas de cultivo, los caracoles y la casquería, las carnes de cerdo y las chuletillas al sarmiento, así como numerosas elaboraciones locales consumidas en determinados días del año (las culecas de Jueves Lardero, los roscos de San Blas, etcétera) y postres típicos como los rusos de Alfaro.

Localización de Comarca de Alfaro