Comarca de Anguiano


Información de Comarca de Anguiano


COMARCA DE ANGUIANO

La comarca de Anguiano, ubicada en el corazón de la sierra de la Demanda, se encuentra en el suroeste de la Comunidad Autónoma de La Rioja, limitando por el sur con Soria y por el suroeste con la provincia de Burgos. Denominada también como Alto Najerilla, lo cierto es que es el curso alto de este río el que articula longitudinalmente toda la comarca de Anguiano. Es una de las dos comarcas de la sierra de la Rioja Alta.

La histórica comarca de Anguiano guarda entre sus límites algunos de los centros neurálgicos más destacados de La Rioja. Por ejemplo, es sede de los únicos monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad de toda la comunidad autónoma, como lo son los monasterios de Yuso y Suso de San Millán de la Cogolla. Sus milenarios muros son además la cuna de la lengua castellana, un idioma que siglos más tarde articularía la construcción de un imperio en el que nunca se pondría el sol. Además, en la capital de la comarca se encuentra el monasterio de Nuestra Señora de Valvanera, que amén de por su belleza destaca por ser el lugar de culto más importante a la patrona de La Rioja, la Virgen de Valvanera. Por otra parte, es en la comarca de Anguiano donde se encuentra la histórica comarca de las Siete Villas, uno de los parajes más bellos de La Rioja y fiel testigo de la riqueza que la Mesta, la oveja merina y la industria textil llegó a generar entre los siglos XV y XIX en la sierra riojana, verdadero motor económico de la región durante casi medio milenio.

NATURALEZA

El entorno de la comarca de Anguiano es sin lugar a dudas un lugar privilegiado para los amantes de la montaña, los bosques caducifolios, las cascadas, las cuevas o las actividades cinegéticas en sus montes y ríos. Es posiblemente la zona más interesante para quienes prefieren practicar un turismo activo, cargado de buenas dosis de senderismo y de cicloturismo por rutas BTT, pues sus propuestas son de las más exigentes de toda la región. Podemos señalar, con nombre propio, los senderos de Gran Recorrido 190 y 93, que recorren los altos valles riojanos y la sierra; la ruta Gonzalo de Berceo, que une Berceo con San Millán de la Cogolla, un sendero que homenajea al primer poeta en castellano y a la propia lengua en la que escribía; o los numerosos senderos que conectan sus bellos monasterios rodeados de una feraz naturaleza. Pero lo cierto es que incluso los senderos locales destacan por su extensión y variedad. Por citar un ejemplo, solamente la bella villa de Anguiano ofrece casi 100 km de senderos entre montañas vestidas con frondosas caducifolias, e incluso los pequeños pueblos del piedemonte de la sierra se esconden entre hayedos encantados, destacando especialmente el de El Rajao. Y, como hemos comentado, no todos son siempre simples paseos, y ahí está la rigurosa Majada del Manzanar.

Ubicado en pleno corazón de la Demanda, entre afiladas sierras, cortados rocosos y sobrecogedores barrancos, la comarca de Anguiano es también uno de los rincones más atractivos para los amantes de la montaña. En ella encontramos numerosas cimas que pueden coronarse tanto a través de senderos como mediante sus escuelas de escalada, entre las que destacan Peña Hincada (1.422 m), Peña Rubia (1.163 m), Pico del Águila (1.151 m) o Peña Reloj (1.063 m), así como el cercano San Lorenzo, que con sus 2.271 m es el pico más elevado de toda La Rioja y el segundo, por detrás del Moncayo, del Sistema Ibérico.

PATRIMONIO

La comarca de Anguiano, en un entorno incomparable, reúne también algunos de los rincones y monumentos más bellos de La Rioja. De entrada, conviene señalar los monasterios de San Millán de Suso y de Yuso, dos templos declarados como Patrimonio de la Humanidad que representan dos grandes hitos de la arquitectura religiosa riojana, el primero por su antigüedad, ya que data del siglo VI, y el segundo por su magnificencia herreriana; y el monasterio de Nuestra Señora de Valvanera, ubicado en el pueblo de Anguiano, famoso por sus danzadores de zancos. Por supuesto, ambos forman parte como monumentos indispensables de la destacada ruta de los monasterios, a la cual además se puede acceder fácilmente gracias a la vía natural que abre el río Najerilla hacia las tierras del valle.

No obstante, no solo son los monumentos de renombre los que hacen de las villas de la comarca de Anguiano un lugar realmente indispensable para los amantes del arte, la historia y los pueblos con sabor medieval. Prácticamente todos los cascos históricos de la comarca guardan algún edificio de interés, una esmerada sillería y un aire señorial único. Sin duda alguna, San Millán de la Cogolla y Anguiano, famoso por sus bailadores de zancos y sus puentes sobre barrancos, son posiblemente los destinos más conocidos de la comarca.

Sin embargo, el secreto mejor guardado de esta tierra de la sierra se encuentra bien escondido entre los límites de la sierra de la Demanda y del Camero Nuevo. Se trata de la antiquísima comarca de las Siete Villas, una de las mejores muestras de la tradición y la costumbre serranas en la Rioja Alta, que muestra una imagen que parece haber sido congelada en el tiempo. Formada por Brieva de Cameros, Canales de la Sierra, Mansilla de la Sierra, Ventrosa de la Sierra, Villavelayo y las dos Viniegras, Viniegra de Abajo y Viniegra de Arriba; la comarca aglutina siete pueblos donde la piedra tallada se apodera por completo del paisaje tejiendo sus edificios, templos y calles adoquinadas, dejando un recuerdo imborrable en quien trasiega sus rincones.

GASTRONOMÍA

Como toda La Rioja, la comarca de Anguiano destaca por el uso del producto local y de temporada. No obstante, otra de las características más importantes de su gastronomía es el marcado matiz ganadero y pastoril de buena parte de sus elaboraciones. Entre los platos más típicos se encuentran los asados y guisos de carne de cordero, como el cordero a la cazuela, las migas pastoriles o las calderetas serranas, la caza menor escabechada y las carnes de caza mayor.

Además, la tierra de la comarca de Anguiano, y en especial su capital, es particularmente conocida en el ámbito gastronómico por sus caparrones. Esta es la variedad local de unas excelentes y finas alubias rojas, y lo que se suele preparar con ellas es un potente potaje de legumbre y cerdo. Este plato se denomina a veces como caparrones con sacramentos porque van acompañados de siete tipos de carne de cerdo diferentes.

Destacan asimismo los quesos artesanos de oveja y de cabra y, por extensión, los postres de leche aderezados además con frutos secos, entre los que destacan las nueces de Pedroso. De forma semejante, sus montes y bosques, bien conocidos por los mejores micólogos del país, ofrecen sus variados y sabrosos hongos y setas, entre los que destaca el Perrochico, al cual se le dedica incluso un festival en Villavelayo.

Además de sus especiales y diferentes vinos DO Rioja, son afamados los licores artesanales, entre los que abunda el pacharán.

Localización de Comarca de Anguiano