Comarca de Haro


Información de Comarca de Haro


COMARCA DE HARO

La comarca de Haro se encuentra en el extremo noroccidental de La Rioja, limitando ya por el norte y el oeste con la provincia de Burgos. Sus tierras engloban numerosos paisajes diferentes, desde las sierras septentrionales de La Rioja, un cordal montañoso que el maravilloso paso del río Ebro hacia La Rioja rompe en dos, desgajando así los montes Obarenes de la sierra de Cantabria; hasta el cauce del río Tirón, límite meridional de la comarca de Haro. Es una de las tres comarcas del valle de la Rioja Alta.

La comarca de Haro es el corazón económico de la Rioja Alta, así como el destino enoturístico más destacado de toda la comunidad autónoma y uno de los más importantes de España. Su tradición vitivinícola determina el pasado, el presente y el futuro de la región, y si bien se remonta hasta tiempos inmemoriales, su quehacer actual hunde sus raíces en el siglo XIX. Pero la comarca de Haro no es solo vino. Es arte e historia, cultura y tradición, gastronomía y experiencias, una combinación que destaca además en un entorno singular, en el cual encontramos muestras insólitas de los dos grandes espacios de La Rioja: el valle y la sierra. Sin duda alguna, la comarca de Haro es uno de los rincones que todos los aficionados al turismo rural de calidad deben visitar alguna vez en la vida.

NATURALEZA

Como decíamos, la comarca de Haro aglutina muchos paisajes diferentes, aunque todos ellos comparten un elemento común, el viñedo, y es esta gran variedad natural de relieves y altitudes y, por ende, de suelos y climas uno de los motivos por los que los vinos de la comarca son tan diferentes los unos de los otros. No obstante, centrándonos en el entorno natural de la comarca de Haro, lo cierto es que podemos hablar de tres grandes áreas, dos de ribera y una de sierra. Empezamos por esta última.

El extremo noroccidental de la comarca de Haro se encuentra gobernado por los montes Obarenes. Aunque no destacan especialmente en altura (el punto más elevado de la cordillera llega a un máximo de unos 1.500 m, pero su media oscila entre los 800 y los 900 m), son una atalaya natural que destaca frente a la depresión que abre el valle del Ebro. Destacan sobre sus lomas los increíbles miradores y los bosques de caducifolias y robles, que, junto con los numerosos castillos que proliferan en sus cimas, dan un toque de lugar encantado a toda la sierra. Cellorigo, que se mantiene impertérrito desde hace siglos colgando desde Peña Luenga, lo que le ha hecho ganarse el apelativo de Balcón de La Rioja; es uno de los mejores ejemplos de toda la comarca de Haro. Además, los amantes del senderismo y de las rutas BTT encontrarán un filón de actividad importante en el sendero de Gran Recorrido 291, el cual une el nacimiento de la sierra con el cauce del Ebro.

El siguiente paisaje, de transición, es el que conforma el río Ebro al entrar a La Rioja. Lo hace por un paso natural labrado con su continuo fluir durante milenios, las Conchas de Haro, un paraje de singular belleza en el que destacan tanto los bellos relieves como los espacios humanos articulados en torno a los meandros del Ebro. Las vistas desde los Riscos de Bilibio, la sierra de Toloño o el mirador de San Felices nos hablan de un paisaje escarpado y feraz en el que proliferan villas tan antiguas que parecen haberse quedado congeladas en el tiempo. Los aficionados al senderismo y a las rutas BTT encontrarán en la zona una gran variedad de posibilidades, ya que, además del sendero de Gran Recorrido 99, que recorre el Camino Natural del Ebro a través de los acusados meandros y sotos que caracterizan su paso por la Rioja Alta, y de las rutas por la sierra de Toloño y los Obarenes; encontramos los numerosos paseos englobados bajo la denominación de Senderos del Vino, que recorren paisajes, pueblos y enclaves históricos poblados de tradición vitivinícola, dólmenes y antiquísimos yacimientos.

Algo similar sucede en torno a las villas que descansan en las márgenes del río Tirón, el tercer gran espacio característico de la comarca de Haro. Y es que a una bella estampa medieval se une la posibilidad de recorrer sus Senderos del Vino, así como disfrutar de la Vía Verde del Oja-Tirón, la cual une Casalarreina y Haro y enlaza, hacia el sur, con la Vía Verde del Oja, un recorrido que avanza hasta el corazón de la sierra de la Demanda y de la comarca de Ezcaray siguiendo el curso del río que da nombre a la Comunidad Autónoma de La Rioja.

PATRIMONIO

El patrimonio histórico de la comarca de Haro es uno de los más excelsos de toda La Rioja. Su variedad es uno de los aspectos que lo hacen tan atractivo, pues lo cierto es que es uno de los puntos más interesantes desde los que conocer la historia de La Rioja, si bien es difícil señalar algunos puntos concretos. Por eso, quizá lo más sencillo sea comenzar por la zona norte de la comarca de Haro, donde se encuentran los castillos que se extienden en los montes Obarenes, antigua y primigenia línea defensiva cristiana. Desde los Obarenes y hacia el suroeste nos topamos con la Ruta del Rómanico del Río Tirón. Destacan en ella las iglesias y ermitas de localidades como Treviana, Cellorigo, Sajazarra, Cuzcurrita del Río Tirón, Ochánduri, Tirgo o Casalarreina, así como sus cascos históricos, detenidos en el tiempo de las leyendas de dragones y caballeros. Por último, en la parte oriental de la comarca, encontramos la bella ciudad jarrera de Haro, histórica y monumental, viva imagen de un siglo XIX próspero y burgués. Frente a ella brotan a su alrededor pueblos como Briones, San Vicente de la Sonsierra o Briñas, que mantienen una esencia medieval tan acusada que el viajero puede llegar a pensar que son antes una invención turística que el poso de siglos y siglos de historia, costumbre y tradición. Desde el sur de la comarca, tanto al este como al oeste, se puede acceder a la valiosa ruta de los monasterios, pues los cenobios de Casalarreina y San Asensio forman parte de esta importante propuesta cultural.

GASTRONOMÍA

Parece que solo destilamos buenas palabras para la comarca de Haro, pero en verdad es difícil no quedarse rendido ante todos sus atractivos. Sin duda alguna, uno de ellos es sabrosa gastronomía y sus afamados vinos DO Rioja. De hecho, alberga las bodegas más famosas y reputadas, la cuna del clarete, que nació en San Asensio; y una pasión por la excelencia que es garantía de la mejor calidad.

La comarca de Haro, como prácticamente toda La Rioja, ofrece sus recetas tradicionales elaboradas a partir de los productos de temporada de la prolífica huerta riojana, desde las menestras y fritadas típicas de la región hasta los pimientos rellenos, los potajes de legumbre o las patatas con chorizo. Destaca también la preparación de sus mejores carnes y embutidos, como las chuletillas al sarmiento o la chacinería tradicional; y de los pescados típicos de la región, la trucha de sus ríos y las salazones de bacalao y sardina que llegaban del Cantábrico por el Ebro, los cuales se suelen preparar a la riojana, es decir, acompañados de suntuosas guarniciones. Quizá sobresalga con nombre propio el esmerado trabajo de la casquería, elevado a la categoría de manjar en la comarca de Haro, donde además también es tradición el arte del pincho y la conserva, especialmente en la ciudad jarrera, lugar en el que es posible degustar tanto la cocina riojana tradicional como las más vanguardistas fusiones.

Localización de Comarca de Haro