Comarca de Nájera


Información de Comarca de Nájera


COMARCA DE NÁJERA

La comarca de Nájera, así denominada por la ciudad que le da nombre, se encuentra en la parte occidental de La Rioja, en torno a la cuenca del valle medio y bajo del río Najerilla. Se trata, por tanto, de una de las tres comarcas del valle de la Rioja Alta, debido a que los municipios que la integran se alzan en torno a las márgenes de los ríos Cárdenas, Tuerto, Yalde y Najerilla, así como a ambas orillas de numerosos arroyos y otros cauces de agua menores.

La comarca de Nájera ofrece uno de los paisajes típicos de la zona del valle de La Rioja, caracterizada por los amplios campos de cultivo que se extienden en la llanura formada por la depresión central del Ebro y los cauces de sus afluentes, especialmente los de la margen derecha, que abren en canal el territorio desde la sierra con su discurrir casi paralelo. Esta característica se difumina solamente hacia el sur de la comarca de Nájera, donde algunas localidades como Villarejo, Villar de la Torre, Bobadilla, Camprovín, Santa Coloma y Bezares se encuentran en las faldas de la sierra de la Demanda o ya directamente en las estribaciones más septentrionales del Camero Nuevo.

NATURALEZA

Uno de los activos turísticos más importantes de la comarca de Nájera se encuentra en el Camino de Santiago, y es que las travesías más destacadas por el entorno comarcal son sus senderos jacobeos. Nájera, enclavada en pleno Camino de Santiago, propone dos rutas para seguir quemando etapas en dirección hacia la tumba del apóstol. Los amantes del senderismo y las rutas BTT disfrutarán así de la senda que une la capital de la comarca con Santo Domingo de la Calzada y de la variante que conecta Nájera con San Millán de la Cogolla. Esta última no solo es interesante por visitar los dos monasterios declarados Patrimonio de la Humanidad de San Millán, sino porque dentro de este recorrido encontramos también la ruta Gonzalo de Berceo, que une el lugar de nacimiento del primer poeta en castellano (Berceo, en la comarca de Nájera) con los cenobios emilianenses, en una ruta dedicada a la historia y origen de la lengua castellana. De hecho, desde Nájera puede realizarse esta circunvalación, partiendo hasta Berceo y San Millán de la Cogolla, alcanzando luego Santo Domingo de la Calzada y volviendo después a la cabecera comarcal.

El paisaje de la comarca de Nájera queda definido por los campos de cultivo, los viñedos y, sobre todo, por el valle del Najerilla., el cual abre una vía natural hacia Anguiano y el corazón de la Demanda. El río, que si bien no posee ninguna ruta senderista como puede ser la Vía Verde del Oja, propone numerosos caminos locales que brotan uniendo unas villas con otras o en forma de senderos menores por los sotos y áreas recreativas más destacados de su cauce. No obstante, el río Najerilla es codiciado por sus puntos de pesca de la trucha, algo en lo que también destaca el Embalse de Yalde.

Este paisaje se ve solo alterado por la presencia de tres espacios diferenciados. El primero de ellos es el Jardín Botánico de La Rioja, ubicado entre Azofra y Hormilla, el cual propone un bonito paseo entre sus muestras vegetales que se puede realizar descalzo sobre su hierba. El segundo es la Laguna de Hervías, declarada Área Natural Singular, pues ofrece un ecosistema excepcional al ser la única laguna endorreica de importancia en toda La Rioja. El tercero es ya la sierra, que cierra la comarca por sus extremos meridionales. Así, tanto al este de la comarca de Nájera como al oeste se alzan las montañas del Camero Nuevo y de la sierra de la Demanda, las cuales muestran un entorno de robledales, hayedos y bosques mixtos completamente distinto del resto de la comarca.

PATRIMONIO

Puede decirse sin exagerar que la comarca de Nájera es el corazón de la ruta de los monasterios, por lo que, sin duda alguna, el patrimonio es el punto fuerte de la comarca. De hecho, es en torno a la comarca de Nájera, así como en ella, por donde se extienden los principales enclaves que forman parte de la ruta, de tal modo que es un área privilegiada desde la cual lanzarse a conocer una de las propuestas histórico-artísticas más importantes del norte de España. Las razones del protagonismo de la comarca de Nájera en la ruta de los monasterios derivan de la historia de la región y de su privilegiada ubicación.

De entre las villas agrícolas y vinateras que proliferan en la comarca de Nájera, destaca sin duda alguna su capital, cuyo casco histórico es realmente monumental. Amén de sus iglesias y casonas señoriales, de sus vestigios del antiguo castillo y sus mosaicos, así como de sus históricas calles y plazas, destacan los monasterios de Santa Elena y de Santa María la Real, parte de la ruta de los monasterios. Además, el Museo Najerillense ofrece una importante muestra del pasado más remoto de la comarca de Nájera, lo que no es baladí. Decimos esto porque se puede dudar de la trascendencia histórica de esta pequeña región de La Rioja, pero cuando se visita la sobrecogedora basílica paleocristiana de Tricio, construida en los albores de la Edad Media con materiales romanos procedentes de la antigua y destacada ciudad romana de Titrium Magallum; se es plenamente consciente de la riqueza histórica, artística y patrimonial de la comarca de Nájera. Santa María de los Arcos, como así se denomina el templo, no es un monasterio, pero lo cierto es que por su belleza, excepcionalidad y rareza debe figurar como un lugar destacado de la ruta de los monasterios. El cenobio que sí forma parte por derecho propio de dicha ruta es el monasterio de Santa María de El Salvador, ubicado en Cañas, uno de los monumentos más destacados de la comarca de Nájera.

GASTRONOMÍA

Como es habitual en prácticamente toda La Rioja, en la comarca de Nájera destacan los frutos de la huerta y los buenos vinos DO Rioja, encontrándose en la zona algunas de las bodegas más reputadas de la comunidad autónoma. Abundan los festivales gastronómicos en la región dedicados a un producto en concreto, como por ejemplo el Festival del Jamón con Pimientos de Cárdenas o el Festival del Pimiento Riojano de Nájera, pues el pimiento es uno de los manjares más destacados de la zona. No obstante, también pueden degustarse otras delicias en este tipo de celebraciones como el pachurro en el Festival del Pachurro de Berceo, la Feria de Vino y Comida de Calidad Vicoca de Huércanos, los días dedicados a los pinchos de sardinilla y guindilla y de pimiento y anchoa de Arenzana de Abajo, el Festival del Picadillo de Estollo o las caracoladas de Tricio.

La zona, además, ofrece una variada oferta de restauración, tanto de restaurantes tradicionales como de salas más vanguardistas, para comer de menú, a la carta o a base de pinchos. Por supuesto, allí siempre podrán pedirse platos tan típicos como las patatas a la riojana o las chuletillas al sarmiento, así como carnes de caza, donde destaca la perdiz escabechada, los embutidos locales, de gran reputación, y los pescados consumidos típicamente en la región, como la trucha, la sardina o el bacalao. Tierra de monasterios, entre sus postres no pueden faltar las numerosas y variadas pastas y golmajerías que, desde tiempos inmemoriales y de forma artesanal, se han venido elaborando en los cenobios de la comarca de Nájera.

Localización de Comarca de Nájera