Comarca de Santo Domingo de la Calzada


Información de Comarca de Santo Domingo de la Calzada


COMARCA DE SANTO DOMINGO DE LA CALZADA

La comarca de Santo Domingo de la Calzada se encuentra en el extremo occidental de La Rioja, limitando ya por el oeste con la provincia de Burgos. Ubicada en el valle central de La Rioja, entre las tierras de Ezcaray, al sur, y las de la comarca de Haro, al norte; es una de las tres comarcas del valle de la Rioja Alta, pues sus municipios se concentran en torno a la gran depresión del Ebro, en las márgenes de los ríos Oja y Tirón, si bien algunos se ubican en las faldas de la bella sierra de la Demanda.

Corazón de la Rioja Alta (de hecho, es del río Oja de donde deriva el nombre de la comunidad autónoma), por su posición entre las comarcas de Haro y Ezcaray, así como por su frontera con las de Nájera y Anguiano por el este, la comarca de Santo Domingo de la Calzada una de las zonas mejor localizadas para servir de base de operaciones cuando se quiere conocer la Rioja Alta. Esto es especialmente relevante para todos aquellos que se decanten a la hora de hacer turismo por La Rioja en visitar y disfrutar, desde el punto de vista natural, de los dos grandes espacios físicos de la región, el valle y la sierra, y, desde el punto de vista histórico-artístico o patrimonial, de la ruta de los monasterios.

NATURALEZA

Es el valle del río Oja el principal eje que articula toda la comarca de Santo Domingo de la Calzada, el cual atraviesa de norte a sur su territorio y en torno al que se disponen los campos de labor y huertas que pueblan el paisaje de la comarca. Este, sin embargo, se encuentra cerrado en el sur por la sierra de la Demanda y los bosques encantados de caducifolias que alberga. Esto es algo sobre lo que hay que llamar la atención, por dos motivos.

El primero de ellos es que la comarca de Santo Domingo de la Calzada aglutina los dos grandes espacios físicos en los que se divide La Rioja, tanto los paisajes típicos del valle riojano, donde se extienden los sotobosques de ribera, las llanuras y planicies sembradas, los abundantes viñedos y las huertas de mil colores; como las bellas estampas de la sierra, donde los valles altos, los bosques y las montañas son los protagonistas del entorno. Y es que si bien la comarca no destaca por el tamaño de su serranía, no es menos cierto que el valle del Oja es una de las arterias naturales que se abren paso hacia la sierra, en dirección a Ezcaray, y que las faldas de la Demanda le pertenecen, y ahí está la bella villa de Santurde de Rioja, con sus aires señoriales y serranos, para recordárnoslo.

El segundo es que el cauce del Oja, poblado de choperas y bosquecillos de ribera, propone una ruta muy interesante para quienes no pueden dejar pasar sus vacaciones sin practicar actividades al aire libre tales como el senderismo o el cicloturismo por rutas BTT. Se trata de la Vía Verde del Oja, un recorrido afianzado sobre el antiguo trazado ferroviario que atraviesa el sotobosque del río, las caducifolias de la Demanda y asciende la Peña San Torcuato uniendo en su travesía las villas de Ezcaray y Casalarreina, con unos 30 km de pista y asfalto. El sendero continúa luego desde Casalarreina hasta Haro, convertido en la denominada Ruta Verde del Oja-Tirón, la cual propone 12 km adicionales de travesía verde por la comarca de Haro.

PATRIMONIO

Para muchos, el principal atractivo de la comarca de Santo Domingo de la Calzada será la propia cabecera comarcal. La localidad es especialmente famosa por su casco histórico, declarado Conjunto Histórico-Artístico desde 1973, por su protagonismo en la ruta de los monasterios, un recorrido temático concentrado sobre todo en la Rioja Alta por los enclaves más destacados artística e históricamente hablando, y por ser un hito del Camino de Santiago. Su tradición jacobea es tal que cuenta con la cofradía de asistencia a los peregrinos más antigua de toda la peregrinación, además de consagrar la travesía con un Centro de Interpretación del Camino de Santiago.

No obstante, la comarca de Santo Domingo de la Calzada es algo más que su bellísima capital. Zona de contrastes, en sus pueblos encontramos casonas palaciegas que todavía lucen orgullosas sus blasones familiares en las fachadas (Castañares de Rioja aglutina buenos ejemplos) y castillos señoriales que pertenecieron a los hombres más poderosos de su tiempo (como de los señores de Leiva, ubicado en dicha localidad), torres fuertes de época medieval (como en Villalobar de Rioja o Baños de Rioja), bellos caseríos históricos (como el núcleo de población de Herramélluri, el cual además incluye un antiguo yacimiento) y templos que, si bien no forman parte de la ruta de los monasterios, merecen ser visitados por su belleza y monumentalidad (por ejemplo las iglesias de Castañares de Rioja, Grañón o Bañares).

GASTRONOMÍA

La Rioja Alta es tierra de patatas y por ello, en la comarca de Santo Domingo de la Calzada, destacan especialmente las elaboraciones tales como las patatas a la riojana o los guisos y estofados de carne y patata (calderetas). No obstante, también son elaborados en la localidad embutidos propios de la chacinería tradicional del cerdo, sobresaliendo por su singularidad la morcilla de Grañón, y dentro de este mimo que se le da a las carnes en la región encontramos también platos tan singulares como los caparrones con sacramentos. Por supuesto, nunca faltarán en ninguna comida popular las chuletillas al sarmiento y, del mismo modo, la tradicional pesca de la trucha en el río Tirón ha hecho que se roce la excelencia en la elaboración de este pescado en la región. En lo referente a los postres, quizá la receta más famosa de la comarca de Santo Domingo de la Calzada sean los ahorcaditos de su capital, una de las golmajerías más conocidas de toda la Comunidad Autónoma de La Rioja por su difusión a través del Camino de Santiago.

Localización de Comarca de Santo Domingo de la Calzada