Economía

Economía de La Rioja


La economía de la Rioja se basa, fundamentalmente, en la agricultura y la vid con una infinidad de bodegas que producen uno de los vinos de mejor calidad, reconocido en todo el mundo con una Denominación de Origen Calificada.

Este destino cuenta con viñedos e historias donde se puede contemplar la tradición más profunda de las tierras riojanas, cargadas de cultura. El enclave natural en el que se sitúa la Rioja, la cuenca del río Ebro y el componente gastronómico, así, hacen de la zona una región apta para el turismo y para cualquier empresa que quiera desarrollar su actividad económica y emprender.

El sector turismo tiene gran importancia debido a los atractivos turísticos e históricos de la zona, una estación de esquí (para los amantes del invierno y el deporte) y numerosos paisajes rurales. Esto ofrece grandes oportunidades económicas para empresas del ámbito del sector servicios, el comercio y la construcción; destacando, sobre todo, la hostelería y las actividades inmobiliarias.

El comercio, es otro de los sectores más representativos en la economía riojana; un ámbito en el que destacan principalmente el comercio al por menor de alimentos y bebidas.

Respecto a la producción industrial, destacan las pequeñas y medianas empresas vinculadas a la producción agrícola y al ámbito artesanal, lo que hace que sus productos tengan un aditivo de calidad extraordinaria. Los principales sectores son el de la industria agroalimentaria, la construcción, la química ligera, el calzado, el textil, el papel, la metalurgia y los muebles.

En el sector primario, la agricultura, la ganadería y el sector forestal producen altos niveles económicos y beneficios.

A pesar de que los servicios constituyen el pilar básico de la economía de la Rioja, la industria es el otro sector que más posibilidades económicas y productivas ofrece para las empresas.

Asimismo, la Rioja es un enclave perfecto para la realización de todo tipo de ferias y eventos relacionados con todo tipo de temáticas y para llevar a cabo festivales de música, como el Ezcaray Fest, en la villa de Ezacaray.

La Rioja, además, posee con una red de comunicaciones de calidad. Dispone de una estación de autobuses y una estación de Renfe en Logroño, lo que posibilita una buena comunicación comercial con distintos puntos clave nacionales y económicos. Esta red de transportes, también facilita el desplazamiento de los turistas y su comodidad.

La región, también, posee el aeropuerto de Logroño-Agoncillo (inaugurado en el año 2003). Este, completamente nuevo, cuenta con unas modernas infraestructuras y servicios.

Es importante mencionar la Universidad de la Rioja (creada en 1992), en Logroño, está reconocida como Campus de Excelencia Internacional dentro del proyecto Iberus, cuenta con un número de estudiantes que supera los 6.000. Esta, actúa como principal centro de innovación y desarrollo, ciencia y cultura y es reconocido nacional e internacionalmente en la organización de congresos científicos. Relacionadas a la institución, existen numerosas empresas de investigación y tecnología.

Para todas las corporaciones o individuales que desean montar un negocio y quieren proponer un proyecto en la Roja, el Plan Emprende Rioja facilita la creación de negocios y asesora a todas aquellas que desean emprender.