Población

Población de La Rioja


La Rioja cuenta con una población de 315.794 habitantes y, siendo la Comunidad autónoma con menos población de España y una de las regiones más pequeñas en comparación con el resto de Comunidades Autónomas (con una superficie de 5.045 km2), presenta una densidad de urbe de aproximadamente 62,84 habitantes por km2.

La capital de la Rioja, Logroño, es la ciudad con el mayor número de habitantes: en ella se encuentran un total de 150.876 personas.

Desde principios de siglo la Rioja presenta un significativo aumento y repunte a nivel demográfico y ha llegado a doblar su población. Pero, el aumento poblacional ha sido desigual y desequilibrado. La mayoría de los habitantes se concentran en Logroño y sus alrededores, así como en los centros de las principales comarcas riojanas. Esto, ha supuesto un marcado declive de población en las zonas rurales de la Rioja.

Actualmente, los municipios de entre 100 y 500 habitantes son los más numerosos y algunos lugares, como las aldeas, han quedado deshabitados. Pero, también han surgido algunos otros nuevos, como el municipio de Arrúbal (con 479 habitantes).

También, cabe señalar la existencia de una diferencia demográfica entre los territorios de la sierra y los que se ubican en el valle del Ebro. La mayoría de la población se ubica en el valle y, al contrario, en la sierra y sus comarcas existe la despoblación, con muchas excepciones como la localidad de Ezcaray (ubicada en el suroeste de la Comunidad, cuenta con más de 2.000 habitantes).

Si realizamos un balance, la comunidad riojana crece progresivamente pero también pierde población de forma continuada, por lo que las variaciones son constantes. El crecimiento se debe a los flujos migratorios (en 2016 la población extranjera residente en la Rioja era de 32.203 habitantes), lo que ha permitido que a lo largo del año 2017 haya un aumento de nuevos habitantes en la Rioja procedentes de otros países, y a otras variables como un saldo vegetativo positivo (más muertes que nacimientos al año).

A su vez, 1 de cada 5 riojanos tiene más de 65 años (ligado a un aumento en la esperanza de vida que hace que en la Rioja se situé en una cifra de 83,4 años). Esto hace que la baja natalidad, el fuerte envejecimiento y una ligera femenización marquen las características de la población riojana.

Respecto a la estructura poblacional y su división en función a la edad, cerca del 36% de los riojanos tiene entre 16 y 44 años. Muy cerca de esta cifra, con un 20% se encuentra la población de 65 años en adelante. Esto, muestra un claro envejecimiento de la población riojana.