Agoncillo


Información de Agoncillo


Agoncillo

Agoncillo, perteneciente a la subcomarca del Valle Bajo del Leza-Jubera, en el partido judicial de Logroño, alberga una población de 1117 habitantes y se encuentra a 13 kilómetros de distancia de Logroño, la capital riojana.

HISTORIA

Agoncillo se emplaza sobre los cimientos de la antigua ciudad de Egón, de origen celtíbero. El nombre del pueblo representa el diminutivo de Egón, que pasó de formar parte del territorio romano a convertirse en ciudad visigoda. En la villa todavía se distingue la calzada romana que desde Briviesca llevaba a Zaragoza. Tras encontrar dos trozos de columnas cerca de este lugar, se cree que los primeros núcleos de población se asentaron en el pueblo en la época romana. Actualmente, los restos de los pilares se encuentran en la iglesia parroquial de Agoncillo. Además de los fragmentos de las columnas, también se han encontrado otras huellas de poblaciones anteriores, como la de San Andrés o Velilla, a través del hallazgo de cerámicas o arquitecturas romanas.

La localidad estuvo siempre disputada por los reinos de Castilla y de Navarra, debido a la riqueza de sus tierras, regadas por los ríos Ebro y Jubera, que a su vez servían de frontera natural entre los dos reinos. Los continuos enfrentamientos de ambos bandos derivaron en la necesidad de construir una fortaleza en Agoncillo.

La bandera del municipio está cortada en dos franjas iguales, la primera roja y la de abajo, azul, y un jirón de arriba a abajo pegado al mástil de color amarillo, sobre el que descansa en el centro el escudo de Agoncillo. El escudo está separado en dos mitades, la de la derecha en fondo azul sobre la que destaca un castillo y la de la izquierda está formada por una cruz hueca de borde plateado sobre un fondo rojo. En la parte superior se emplaza una corona.

LUGARES DE INTERÉS

El principal monumento de Agoncillo es el castillo de Aguas Mansas, construido entre los siglos XIII y XIV. El escudo de la Casa de los Medrano, antigua familia nobiliaria a la que perteneció el castillo, se sitúa en la fachada oriental. A pesar de que en el pasado sirviera de fortaleza, hoy en día se ubican las oficinas de Ayuntamiento entre sus muros.

Otro edificio significativo es la iglesia parroquial de Nuestra Señora la Blanca, edificada a partir del siglo XVI, aunque sus rasgos más característicos datan del siglo XVIII. Merece la pena destacar su torre inclinada y su espectacular retablo, coronado por una imagen de Jesucristo crucificado. La ermita de Nuestra Señora de los Dolores, construida sobre una nave rectangular cubierta con cielo raso, representa otro de los lugares de Agoncillo que hay que visitar. En su interior, se conserva un pequeño retablo de un cuerpo, tallado en el siglo XVIII.

El enclave romano de Velilla se sitúa sobre una terraza fluvial, formada por el río Leza en su desembocadura en el Ebro. Las campañas arqueológicas realizadas hasta la fecha indican la posibilidad de una doble ocupación romana de la zona, con el posterior abandono en la época medieval. A principios del siglo XX, el terreno fue utilizado para instalar una la actual base militar, “Héroes del Revellín”.

El arte de la localidad tiene su espacio en el Museo Würth de La Rioja, inaugurado el 7 de septiembre de 2007 en el polígono industrial El Sequero. La labor de este grupo empresarial tiene como objetivo fusionar cultura y empresa. El dueño de la compañía consiguió reunir una importante colección privada de Arte Contemporáneo que exhibe en sus museos, repartidos por toda Europa.

FIESTAS Y TRADICIONES

Agoncillo celebra cuatro festividades a lo largo del año. La primera celebración se trata del día de Santa Águeda, que coinciden con las fiestas de los quintos el primer fin de semana de febrero. Los jóvenes del pueblo que cumplen la veintena durante ese año organizan los acontecimientos que tendrán lugar esos días.

Las fiestas patronales de Agoncillo en honor a la virgen y a San Roque, se desarrollan en el verano. Sus días grandes son el 15 y el 16 de agosto, aunque se celebren durante cinco días en total y que suelen culminar con la celebración del Día de la mujer.

Sus fiestas patronales menores tienen lugar el primer domingo de septiembre y consisten en tres días de actividades, que son el viernes, el sábado y el domingo. El día especial para los más pequeños es el sábado, mientras que el día grande para las personas mayores es el domingo. Ambos grupos de población son los protagonistas de esta festividad.

En diciembre, se representa el Belén viviente de Agoncillo por Navidad, uno de los actos culturales de mayor afluencia, al que se acercan vecinos de los alrededores. El tiempo no permitió que se siguiera realizando el desfile en la plaza como antaño, así que hace ya un tiempo que se representa en el polideportivo municipal.

Localización de Agoncillo


Teléfonos


Te Recomendamos


Club Tres Marqueses

Agoncillo

Ver más