Aguilar del Río Alhama


Información de Aguilar del Río Alhama


AGUILAR DEL RÍO ALHAMA

Aguilar del Río Alhama es un municipio compuesto por la pedanía de Inestrillas y la propia localidad de Aguilar del Río Alhama que pertenece a la comarca de Cervera, en la Rioja Baja. Se encuentra a 7 km al suroeste de la cabecera comarcal, y a 98 km al sureste de Logroño, capital de la Comunidad Autónoma de La Rioja. Su población es de 479 habitantes (INE, 2017).

Ubicada en el extremo suroriental de La Rioja, Aguilar del Río Alhama se enclava en la sierra de Alcarama, perteneciente a las estribaciones menores de la Ibérica, a poco más de 600 m de altura. Bañado por el río Alhama, se encuentra inmerso en medio de un entorno excepcional, con un relieve cargado de laderas y crestas donde crecen matorrales típicamente mediterráneos, y es que la sierra de Alcarama y el valle alto del Alhama son la mejor representación de monte mediterráneo de La Rioja.

HISTORIA

Aguilar del Río Alhama, conocida antiguamente como Aguilar de Inestrillas, era una localidad eminentemente defensiva, ubicada en tierras de frontera, con el mundo musulmán primero y entre los reinos cristianos después. De hecho, en Inestrillas todavía se conservan algunos vestigios del antiguo castillo de la localidad. Las primeras referencias datan del siglo XII en relación a una donación particular en favor del monasterio de San Millán. Se sabe que a finales de esta centuria, Aguilar del Río Alhama pasó a formar parte del Reino de Castilla tras unas conversaciones entre Alfonso VIII de Castilla y Sancho VII de Navarra, pues la Rioja Baja fue tierra de frontera entre las dos pujantes monarquías cristianas, que estuvieron batallando en la comunidad prácticamente desde la derrota del Islam. Las siguientes noticias sobre Aguilar del Río Alhama datan del siglo XIV, cuando fue entregada por Enrique II a Juan Ramírez de Arellano junto con el señorío de Cameros. Esta era la forma en que el rey pagaba a uno de sus caballeros su apoyo en la guerra contra el hermanastro del monarca, Pedro I el Cruel, que acabó siendo derrotado y destronado. También hay noticias menos halagüeñas del siglo XVI, cuando Aguilar del Río Alhama sufrió varios procesos inquisitoriales contra su población cristiana nueva. El siguiente hito importante en la historia de Aguilar del Río Alhama data ya de la Guerra de Sucesión (1700-1715), desatada a la muerte de Carlos II, último Austria, entre el candidato francés, Felipe d’Anjou, a la postre Felipe V; y el austríaco, el Archiduque Carlos. En efecto, fue desde la villa desde donde los borbónicos liberaron en 1707 Tarazona, la cual había sido asediada por los austracistas, debilitando así el poder del archiduque en Aragón. Aguilar del Río Alhama perteneció a la provincia de Soria hasta 1833, año en el que se creó la provincia de Logroño.

FESTEJOS POPULARES

  • Festividad de San Antón: 17 de enero.
  • Romería a la ermita de la Virgen de los Remedios por el Día de la Cruz: 3 de mayo.
  • Fiestas patronales en honor a la Asunción de Nuestra Señora y San Roque (Aguilar del Río Alhama): del 14 al 20 de agosto.
  • Fiestas patronales en honor a la Virgen de la Natividad (Inestrillas): trasladadas al último fin de semana de agosto.

ACTIVIDADES

Los caseríos de Aguilar de Río Alhama e Inestrillas bien merecen una visita. En el caso del primero, destacan sus templos, como la iglesia parroquial de la Asunción, construida entre los siglos XVI y XVII con sillarejo y sillar en su parte baja y ladrillo en su parte alta; la ermita de los Remedios de Gutur, a 6 km de Aguilar del Río Alhama, del siglo XVIII; y la ermita de Santa María la Antigua (Valvanera), de estilo románico y erigida en el siglo XII. Inestrillas destaca, por su parte, por encontrarse prácticamente fundida a la roca que la rodea, y allí encontramos los restos de su castillo, de los siglos XII y XIV, la iglesia parroquial de la Natividad, adosada a la montaña y construida en el siglo XVI; y sus dos ermitas del siglo XVIII, la de San Antonio y la de la Virgen del Prado.

Pero Aguilar del Río Alhama, además, recoge en su término municipal la histórica ciudad celtibérica de Contrebia Leucade, cuyos restos se conservan en la partida conocida como Clunia. Si bien, por tanto, la historia de Aguilar del Río Alhama se funde con las primeras etapas de la Edad de los Metales, lo cierto es que la villa permite viajar todavía más atrás en el tiempo, hasta el Cretácico, unos 145 millones de años hacia el pasado, y descubrir sus maravillosos yacimientos de icnitas, huellas de dinosaurio declaradas Bien de Interés Cultural.

Para los amantes de las actividades al aire libre, destacan además sus numerosas propuestas senderistas y rutas BTT. Por ejemplo, encontramos los recorridos hasta todos los enclaves mencionados anteriormente, pero también son numerosas las rutas que unen con paisajes de cortantes rocosos asombrosos pertenecientes a la sierra de Alcarama, con localidades cercanas o con enclaves privilegiados para los adictos a los senderos micológicos y truferos. Con nombre propio podemos mencionar el Camino Verde del Alhama, que recorre el alto valle del río, y el sendero de Gran Recorrido 93, que trasiega de este a oeste por toda la serranía meridional riojana.

GASTRONOMÍA

Las recetas más tradicionales de Aguilar del Río Alhama incluyen las patatas a la riojana, las pochas, el cordero y las chuletillas asadas. Además, destacan los caracoles y los tradicionales bodigos, panes rellenos de huevo y chorizo que se comen el Día de la Cruz.

Localización de Aguilar del Río Alhama