Azofra


Información de Azofra


AZOFRA

Azofra es una villa de la comarca de Nájera, ubicada en la Rioja Alta, en la depresión que se abre entre la Sierra de Cantabria y la Demanda. Dista 8 km de Nájera y 36 km de Logroño. Tiene una población de 204 habitantes (INE, 2017).

Azofra se encuentra al oeste de Nájera, en el antiguo camino que unía la ciudad con Santo Domingo de la Calzada dentro del Camino de Santiago. En concreto, Azofra se levanta sobre una pequeña colina en el centro del valle de Cañas, nombre que recibe el paso del río Tuerto, en cuya margen derecha se ubica. En su término se extiende un fértil agro de tierras rojizas donde predominan el verde y el amarillo de sus trigales y los púrpuras de sus viñedos, aunque también se cultivan patatas y remolacha.

HISTORIA

Los registros históricos que mencionan a Azofra se remontan hasta el siglo XI, identificando la localidad además con la condición de villa. Por ello, estamos ante una de las villas más antiguas de toda La Rioja. Su origen, como así lo evoca todavía la sonoridad de su nombre, es claramente árabe. A pesar de las discusiones, hoy en día se piensa que procede del vocablo “as-suxra” o, en castellano, “el tributo”, por lo que recordaba la obligación de los vasallos. Azofra disfrutó desde el siglo XII de un hospital de peregrinos y también de un cementerio para los caminantes que se dirigían a Santiago. Pedro I el Cruel, en el siglo XIV, entregaría la villa a Ortiz de Zúñiga por sus servicios en la guerra y, de hecho, sería desde Azofra desde donde saldrían sus huestes en 1360 para vencer a las de su hermanastro Enrique de Trastámara quien, si bien a la postre ganaría la guerra y el trono de Castilla, tras la batalla tuvo que huir a Soria. Desde entonces hasta el siglo XIX, Azofra pertenecería a los condes de Hervías y Montalvo.

FESTEJOS POPULARES

Azofra celebra numerosas fiestas, entre las que destacan la festividad de San Isidro Labrador (15 de mayo), la de Santa María Magdalena (22 de julio), las de la Virgen y San Roque (15 y 16 de agosto) y la romería al monasterio de Valvanera (en Anguiano, el último sábado de agosto). También celebra fiestas el primer fin de semana de septiembre y a finales del mes, de acción de gracias; y, por último, en Azofra pueden disfrutarse dos fiestas más, la de los mozos y los casados.

ACTIVIDADES

Aunque los grandes monumentos ligados al Camino de Santiago han desaparecido, la influencia de la ruta jacobea ha marcado al pueblo con una huella perenne. La propia estructura urbana de Azofra se ha amoldado al paso de la peregrinación. La calle conocida como Real o Mayor, por la que atraviesan Azofra los peregrinos, es la arteria principal del pueblo, en torno a la cual se articula todo el casco histórico de la villa.

Destacan en el casco histórico de Azofra la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, que comenzó a ser edificada en el siglo XVI y guarda un interesante retablo dedicado a diversos santos y advocaciones, entre los que destacan San Roque y Santiago con el bordón y la calabaza, señalando inequívocamente que el lugar pertenece a la ruta jacobea. En sus antiguas calles todavía quedan restos de casas blasonadas del siglo XVII y a las afueras del término municipal, en el cerro de los Templarios, se erige el Rollo de Azofra, es decir, la columna que históricamente señalaba la categoría administrativa del lugar (su facultad para ejercer justicia) y delimitaba el término. Era junto a los rollos donde se llevaban a cabo los ajusticiamientos y otros castigos.

Azofra, ubicado dentro del triángulo formado por Santo Domingo de la Calzada, Nájera y San Millán de la Cogolla, es un punto estupendo para lanzarse a disfrutar de la ruta de las monasterios, entre los cuales se incluyen varios monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad. Se trata de un recorrido por los principales monasterios de la Rioja Alta, entre los cuales también se incluyen otros de gran calidad aunque menor renombre como la basílica de la ciudad romana de Tricio y los monasterios de Cañas, Casalarreina y Anguiano.

Para los amantes de la naturaleza, el Jardín Botánico de La Rioja, que cuenta con numerosas especies exóticas, se encuentra en la carretera que lleva hacia Hormilla.

GASTRONOMÍA

En Azofra pueden degustarse dos de los platos más típicos, si no los que más, de toda La Rioja preparados con productos estrictamente de la zona. Nos referimos a las patatas a la riojana y a las chuletillas al sarmiento. Para el primero de los platos, Azofra aporta tanto el tubérculo como el chorizo, puesto que todavía hay piaras en la localidad. Para el segundo, que a veces se adereza con un chorrito de vino justo cuando las chuletillas están al punto, aporta tanto la carne de cordero como el sarmiento de sus vides, las cuales priman la cosecha de tempranillo y los caldos tintos.

Localización de Azofra