Bergasa


Información de Bergasa


BERGASA

Bergasa es un municipio compuesto por la aldea de Carbonera y la localidad de Bergasa que pertenece a la comarca de Arnedo, en la Rioja Baja. Se encuentra a 10 km al noroeste de la cabecera comarcal, y a 46 km al sureste de Logroño, capital de la provincia homónima y de la Comunidad Autónoma de La Rioja. Su población es de 147 habitantes (INE, 2017).

Bergasa se encuentra tras el cordal septentrional de Arnedo, a orillas del río Majeco, en su margen izquierda. La sierra de Hez, declarada Reserva de la Biosfera, cierra su horizonte por el sur y, tras salvar su piedemonte, Bergasa se extiende por la llanura formada por la depresión del Ebro, en unas tierras en las que abundan el cereal, la vid y el almendro, salpicadas de algunos pastizales que alimentan a una pequeña pero afamada cabaña ovina.

HISTORIA

Poco sabemos de los orígenes de Bergasa con anterioridad a que fuera una aldea dependiente del municipio de Arnedo, el cual se encuentra al otro lado de la sierra. Ambas localidades, tras la reconquista cristiana, pasaron a pertenecer por el Tratado de Nájera al rey de Aragón durante el siglo XII, si bien a la muerte de Alfonso I el Batallador y su complicado testamento, Alfonso VII de Castilla ocupó las tierras de Bergasa y Arnedo y las reclamó para sí. Poco duró, sin embargo, en manos castellanas, ya que Bergasa, tras haber sido cedida en señorío al rey navarro García Ramírez como feudatario del rey castellano, perteneciendo todavía al reino de Castilla; fue conquistada por Sancho el Sabio e integrada dentro de su realengo, rompiendo así el lazo feudal. Bergasa, finalmente, acabaría formando parte de este último ente político a partir del siglo XII. Sin duda, el episodio más notable de la historia de Bergasa aconteció un par de siglos más tarde, en concreto a mediados del siglo XIV, cuando la villa fue entregada por Enrique II a Bertrán Duquesdín, caballero bretón que le había ayudado en la guerra contra el hermanastro del rey, Pedro I el Cruel. Los vecinos de Bergasa, sin embargo, no aceptaron la condición de vasallos y, tras abandonar sus tierras, forzaron al caballero francés a vender su señorío en su favor. La localidad iría creciendo paulatinamente, pero no sería hasta bien entrado el siglo XVII cuando se lograra independizar de Arnedo. Formó parte de la provincia de Soria hasta 1833, año en el que se creó la de Logroño.

FESTEJOS POPULARES

  • Fiestas patronales en honor a San Sebastián: fin de semana más cercano al 20 de enero.
  • Festividad de San Isidro: 15 de mayo.
  • Fiestas patronales en honor a Santa Quiteria: fin de semana más cercano al 22 de mayo.
  • Verbena de la juventud: en torno al 14 de agosto.

ACTIVIDADES

El caserío de Bergasa es el propio de un pueblo humilde y agrícola, en el que proliferan las casas de ladrillo y tapial. La arquitectura de la villa está dominada por la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, construida en mampostería y sillarejo siguiendo los cánones estilísticos del barroco del siglo XVII, en la que destacan especialmente la sencilla y armoniosa factura de su torre, el retablo mayor y la talla flamenca de la virgen del siglo XV. La arquitectura religiosa de la villa concluye con la ermita de Santa María de los Dolores, construida en mampostería entre los siglos XVII y XVIII con planta de cruz griega rematada en una cúpula proyectada con linterna octogonal de ladrillo. También se distinguen, dentro del arte civil, las escuelas de Bergasa, un edificio simple de ladrillo y mampostería en el que llaman la atención los ventanales de medio punto de su fachada.

Aquellos interesados en el senderismo y las rutas BTT deben saber que Bergasa se encuentra entre dos interesantes propuestas que combinan la actividad al aire libre y la naturaleza. Una de ellas son las rutas en la sierra de Hez y el valle de Ocón, declaradas como Reserva de la Biosfera, donde podemos encontrar desde bosques encantados hasta las escarpadas y abruptas Peñas de Jubera o el bello cañón del Leza, un poco más al oeste. La otra, superada la sierra que separa a Bergasa de Arnedo, es la Vía Verde del Cidacos, un recorrido sobre el antiguo trazado ferroviario que hoy atraviesa fértiles huertas, bosques de ribera, yacimientos de icnitas y también la Laguna de Perdiguera, conectando Arnedillo con Calahorra, ya en la ribera del Ebro.

GASTRONOMÍA

Amén de los frutos de su huerta y de sus carnes asadas, donde son especialmente reconocidas las de cordero, destacan elaboraciones típicas como rosquillas, saladillas y almendras garrapiñadas.

Localización de Bergasa