Bergasillas Bajera


Información de Bergasillas Bajera


BERGASILLAS BAJERA

Bergasillas Bajera es un municipio compuesto por la población de Bergasillas Somera y el núcleo de Bergasillas Bajera que pertenece a la comarca de Arnedo, en la Rioja Baja. Se encuentra a 13 km al noroeste de la cabecera comarcal, y a 49 km al sureste de Logroño, capital de la provincia homónima y de la Comunidad Autónoma de La Rioja. Su población es de 38 habitantes (INE, 2017).

Bergasillas Bajera descansa a los pies del sector oriental de la sierra de Hez y sobre el cordal que separa el valle del río Majeco, cuyas aguas riegan su término municipal, del valle del Cidacos. Se trata de un espacio privilegiado, reconocido como Reserva Mundial de la Biosfera por sus hayedos meridionales, en el que la parte suroeste se halla dominada por completo por bosques y sierra mientras en dirección noroeste se extiende la llanura aluvial del Majeco. Esta, al contactar con la depresión del Ebro, se desarrolla en una amplia llanura hortícola que comienza a cultivarse ya a través de numerosas terrazas que salvan el desnivel creado por el piedemonte de la sierra. A diferencia del núcleo de Bergasillas Bajera, Bergasillas Somera se enclava directamente en la ladera de la montaña, en concreto del monte Talao, del que parten los numerosos arroyos que irrigan la zona.

HISTORIA

Poco se sabe de la historia de Bergasillas Bajera y de los orígenes de su poblamiento. Sí sabemos que durante mucho tiempo, la localidad estuvo ligada al municipio de Herce, del cual formaba parte, junto con Bergasillas Somera, como aldea. También se sabe que su toponimia se ha modificado mucho con el tiempo, denominándose tanto como se conocen actualmente (Bergasillas Somera y Bergasillas Bajera), como de Arriba y de Bajo o directamente Las Bergasillas; a veces, incluso ha llegado a verse su grafía escrita con la letra “v”. Lo cierto es que Bergasillas Bajera y su aldea nunca fueron grandes núcleos de población, sino villas agrarias dedicadas al cultivo del centeno y a la ganadería. Sin embargo, por la posición que ocupan, seguramente sufrieron una trayectoria similar a la de sus localidades vecinas. Esto significa que fueron tierra de frontera durante siglos, primero entre el mundo islámico y el cristiano, que conquistaron y reconquistaron estas tierras de la Rioja Baja en multitud de ocasiones, y posteriormente entre las monarquías cristianas del noroeste peninsular, tales como Castilla, Pamplona (y posteriormente Navarra) y Aragón, las cuales también se apoderaron del territorio en diferentes momentos, formando parte de los distintos reinos que rodeaban Bergasillas Bajera.

FESTEJOS POPULARES

Las principales fiestas de Bergasillas Bajera son las fiestas patronales en honor a San Bernabé, celebradas en torno al 11 de junio.

ACTIVIDADES

Los pequeños núcleos de población de Bergasillas Bajera y Bergasillas Somera corresponden con los de dos aldeas rurales dedicadas a la agricultura y la ganadería. Están compuestos de casas de piedra, tapial y ladrillo y lo cierto es que su arquitectura civil no muestra nada más allá de diversos ejemplos de arquitectura popular o tradicional. La arquitectura religiosa se caracteriza por sus templos construidos en mampostería y ladrillo, tales como la iglesia de Santiago de Bergasillas Bajera, construida entre los siglos XVI y XVIII, y la iglesia de la Magdalena de Bergasillas Somera, templo barroco del siglo XVII que conserva una pila bautismal románica y los restos de la antigua iglesia del mismo estilo datados en el siglo XII. Ambas localidades comparten la ermita del cementerio.

El paisaje de Bergasillas Bajera es realmente bello. Por una parte, a su espalda, encontramos la región feraz, donde la vegetación se funde con la sierra y campa a sus anchas. En oposición a ella, sin embargo, se extienden al frente del municipio numerosas huertas y parcelas cuyo orden resalta con la desbordante naturaleza de la sierra. Su posición en la sierra de Hez es privilegiada, destacando los senderos y rutas BTT que la atraviesan y que llegan hasta puntos de notable interés como el valle de Ocón y sus numerosas aldeas y bucólicas ruinas, las Peñas de Jubera o el bello Cañón del Leza, así como las cimas de Cabimonteros y Carbonera, que rozan los 1.500 m de altura. Al otro lado de la sierra de Bergasa encontramos la Vía Verde del Cidacos, sendero que sigue el antiguo trazado ferroviario y que atraviesa bosques de ribera, huertas y yacimientos de icnitas hasta fundirse con los senderos propios de la ciudad de Calahorra y el sendero de Gran Recorrido 99, que recorre las aguas del Ebro.

GASTRONOMÍA

Destacan los productos de la huerta y las carnes asadas.

Localización de Bergasillas Bajera