Canales de la Sierra


Información de Canales de la Sierra


CANALES DE LA SIERRA

Canales de la Sierra, uno de los lugares que forman parte de las históricas Siete Villas, es un municipio de la comarca de Anguiano, también denominada Alto Najerilla, en la Rioja Alta. Se encuentra a 38 km al suroeste de Anguiano y a 83 km de Logroño, haciendo frontera con Burgos. Su población es de 87 habitantes (INE, 2017).

Como su nombre indica, Canales de la Sierra es un pequeño pueblo ubicado en pleno corazón de la Demanda junto al río Canales, cauce fluvial que al unirse con el Neila en Villavelayo forma el río Najerilla. Morada de una prestigiosa cabaña ovina que habita a más de 1.000 m de altitud entre pastos, pinares y bosques de frondosas caducifolias, Canales de la Sierra, como todas las Siete Villas, es un pueblo señorial en el que sus casas y monumentos todavía atestiguan su antigua pujanza económica.

HISTORIA

Las Siete Villas son la prueba evidente de que la antigua gloria de La Rioja no estuvo en las orillas del Ebro sino en la montaña. La ganadería trashumante y la manufactura de la lana, hasta la llegada de la industrialización en el siglo XIX, fueron la fuente de riqueza de siete villas que en 1584 se organizaron formado una comarca histórica para defender sus intereses ganaderos, la cual llegó a ser realmente próspera durante los siglos XVI y XVII. No obstante, los primeros vestigios de poblamiento de Canales de la Sierra se remontan hasta el mundo celta y romano, como prueba el cercano yacimiento de Segeda, ciudad de la que todavía perviven parte de sus murallas a pesar de haber sido arrasada en el siglo X por fuerzas andalusíes. Gracias a su participación en las primeras etapas de la Reconquista, Canales de la Sierra fue el primer lugar al que se le concedieron fueros en toda La Rioja. Fueron otorgados entre 927 y 934 por el mismísimo Fernán González, primero conde de Castilla, de quien además se dice que residió en una de las casonas de la localidad. Su implicación en las guerras contra el Islam continuó en el tiempo, extendiéndose hasta el siglo XIII, e implicó numerosas exenciones y privilegios de parte de los reyes castellanos. Sin embargo, en la centuria siguiente, tras la victoria de Enrique de Trastámara en la Guerra Civil Castellana y su ascenso al trono, el nuevo monarca donó Canales de la Sierra al señor de Cameros, quedando bajo control señorial hasta el siglo XIX.

FESTEJOS POPULARES

  • Fiestas patronales en honor a Santiago, Santa Ana y Santa Anita: del 25 al 27 de julio.
  • Romería a la ermita de la Soledad: cuarto domingo de agosto.

ACTIVIDADES

Canales de la Sierra es realmente un pueblo con encanto. En otras palabras, visitarlo supone contemplar cómo cobra forma cierta idealización del mundo rural. En su pequeño casco urbano, las casas señoriales de piedra, que siguen luciendo orgullosas sus blasones desde los siglos XVI y XVII, y las populares de madera y adobe remiten a un pasado de bonanza económica y esplendor. Dentro de su patrimonio destacan con nombre propio la iglesia de San Cristóbal, que se caracteriza por su galería porticada de estilo románico castellano, única en toda La Rioja; la iglesia parroquial de Santa María, construida en el siglo XVI sobre una iglesia mozárabe, las numerosas ermitas que rodean el pueblo (Soledad, San Juan y San Antonio) y los cinco antiquísimos puentes que salvan el río Canales, el cual parte de oeste a este la localidad. Por supuesto, cualquier descripción de Canales de la Sierra debe señalar su célebre torre del reloj, ubicado en un teatro de corral barroco (siglo XVIII), que cuenta con su propio Papamoscas, un autómata que abre la boca cuando repican las campanas señalando la hora.

En los alrededores de Canales de la Sierra hay multitud de nacederos, arroyos y cuevas que es posible visitar practicando el senderismo y, además, hay numerosas rutas y propuestas que conectan con el resto de las Siete Villas (como el pueblo antiguo de Mansilla de la Sierra, hoy trasladado por la construcción de un embalse pero que todavía puede visitarse en determinados momentos del año), las ermitas y ruinas tales como Segeda o el posible palacio de Fernán González, así como otros puntos interesantes de la sierra. En este sentido, para los amantes de la montaña, destacan las cimas que rodean la villa, pues algunas de ellas superan los 2.000 m de altura, y el Parque Natural de las Lagunas Glaciares de Neila, ya en Burgos. Es también un lugar indicado para las actividades cinegéticas, tanto caza como pesca.

GASTRONOMÍA

Aunque en Canales de la Sierra es posible degustar los platos y caldos más típicos de la gastronomía riojana, el producto estrella es, sin duda, el cordero asado.

Localización de Canales de la Sierra