El Villar de Arnedo


Información de El Villar de Arnedo


EL VILLAR DE ARNEDO

El Villar de Arnedo es un municipio que pertenece a la comarca de Calahorra, en la Rioja Baja. Se encuentra a 13 km al oeste de la cabecera comarcal y a 37 km al sureste de Logroño, capital de la provincia homónima y de la Comunidad Autónoma de La Rioja. Su población es de 605 habitantes (INE, 2017).

El Villar de Arnedo, ubicado en el extremo oriental de La Rioja, descansa en la gran depresión del Ebro, entre la sierra y el cauce del río, rodeado de importantes campos de labor y las famosas y reconocidas huertas que dan lustre a la Rioja Baja. No obstante, a pesar de la cercanía del río, la mayor parte de su agro es de secano, dedicado a la tríada mediterránea tradicional: a la vid, al cereal y al olivo, cultivos a los que debemos sumar sus bellos almendros.

HISTORIA

Las primeras poblaciones de El Villar de Arnedo se remontan hasta la Prehistoria, entre unos 3.000 y 1.500 años antes de la era de Cristo, como así lo atestiguan los restos líticos hallados en las cercanías de la localidad, que van desde tallas de sílex hasta piedras pulidas, pertenecientes ya al Neolítico. Más abundantes son los registros celtibéricos y romanos aparecidos en El Villar de Arnedo, de cuyas cronologías proliferan restos cerámicos, hornos para cocerlos e incluso plantas de antiguas villas romanas. No son demasiado numerosas, sin embargo, sus menciones en la documentación histórica, pero sí se sabe que El Villar de Arnedo fue fundado por unos colones procedentes de la localidad que le da nombre. Acogido al fuero de Arnedo, por tanto, no tardaría en caer en el territorio riojano de señorío, pues perteneció a los condes de Haro y de Nieva, intitulados también como duques de Frías desde el siglo XV, una de las casas más poderosas y relevantes de la España Moderna y, muy especialmente, durante los años de gobierno de los Austrias Mayores (siglo XVI), cuando les fue reconocida por el Emperador Carlos en 1520 la Grandeza de España. Sería a finales del siglo XVII cuando el rey Carlos II, último monarca de la Casa de Habsburgo reinante en la Península Ibérica, condecoró a El Villar de Arnedo con la condición de villa, pasando a pertenecer a la provincia de Burgos hasta 1775. A partir de esta fecha, sin embargo, pasó a formar parte de la provincia de Soria y no se integraría en la de Logroño hasta el año de su creación, en 1833, dentro del programa reformista de Javier de Burgos.

FESTEJOS POPULARES

  • Fiestas patronales en honor a Nuestra Señora de la Anunciación: en torno al 25 de marzo.
  • Fiestas de Quintos: segunda semana de agosto.
  • Fiestas patronales en honor al Bendito Cristo de los Buenos Temporales: en torno al 14 de septiembre.

ACTIVIDADES

Aunque en El Villar de Arnedo proliferan algunas casas señoriales blasonadas, la mayor parte de sus construcciones son relativamente nuevas, lo que no es óbice para encontrar, recorriendo sus calles adoquinadas, algunos rincones con verdadero encanto. Destacan, en la arquitectura de la villa, la iglesia de Santa María, construida en sillar en el siglo XVI, y la sencilla ermita del Bendito Cristo de los Buenos Temporales, construida en el siglo XVIII.

Destacan los recorridos que pueden hacerse por su agro, donde se encuentra el denominado Chozo del Cura, un guardaviñas del siglo XIX, y La Ampudia (también denominada Lampudia), una fuente cuyas canalizaciones proceden de época celtibérica. El Villar de Arnedo se encuentra tan cerca de la sierra de Bergasa como del Ebro, lo que invita a senderistas y aficionados a las rutas BTT a recorrer caminos tales como la Vía Verde del Cidacos, el sendero de Gran Recorrido 99, que recorre los sotos del río Ebro, o la sierra de Hez y el Valle de Ocón, declarados Reserva Mundial de la Biosfera por contar con uno de los hayedos encantados más meridionales de Europa.

GASTRONOMÍA

Entre las elaboraciones propias y típicas de El Villar de Arnedo destacan los postres. Entre ellos encontramos las hojarascas, los melocotones al vino, la sobada de chinchorras o la leche asada. Antes de eso, sin embargo, en las mesas de El Villar de Arnedo se suelen degustar contundentes potajes de legumbre, sopas de ajo, sopas en sartén, preparadas con los caldos de la cocción de las magníficas verduras de la huerta bajorriojanas; y las mochas, que son cabezas de cordero preparadas con su pelleta.

Localización de El Villar de Arnedo