Munilla


Información de Munilla


MUNILLA

Munilla es un municipio compuesto por los lugares de San Vincente de Munilla, Peroblasco, Ribalmaguillo, Antoñanzas, La Monjía y La Santa, la mayor parte de ellos despoblados; y la propia localidad de Munilla que pertenece a la comarca de Arnedo, en la Rioja Baja. Se encuentra a 19 km al oeste de la cabecera comarcal y a 68 km al sureste de Logroño, capital de la provincia homónima y de la Comunidad Autónoma de La Rioja. Su población es de 107 habitantes (INE, 2017).

Munilla se encuentra dentro del ámbito geográfico denominado como la Rioja Suroriental, en el sector más al este del Camero Viejo, con el que linda, y en una pequeña hondonada generada por la confluencia del río Manzanares y el barranco Aidillo. En ella, no obstante, apenas hay suelo disponible para arar la tierra, ya que la orografía de Munilla es realmente abrupta, una consecución de lomas y montes cuyo fin no logra alcanzar la vista en ninguna dirección. Sí proliferan, sin embargo, los pastos, que han mantenido la economía de la localidad durante siglos de historia.

HISTORIA

Las primeras evidencias de poblamiento humano en Munilla datan de la Prehistoria, ya que se han encontrado por la localidad restos de menhires, y continúan luego en época prerromana con asentamientos de tribus pelendonas. Se sabe que Munilla pasó después a manos romanas, quizá como dádiva a los legionarios romanos licenciados o como asentamiento de los primeros cristianos, ya que se han encontrado restos de lápidas que inducen a pensar así. Tras 711, Munilla estuvo poblada por berberiscos y se sabe que en torno al siglo X, cuando se convirtió en tierra de frontera entre los reinos cristianos y el Islam, se fortificó con un rudimentario cortijo, el cual evolucionaría hasta convertirse en un castillo. Las noticias comienzan a hacerse más habituales desde su reconquista por Sancho III de Navarra a comienzos del siglo XI, fecha en la que encontramos la primera mención a Munilla en unos documentos referidos a una compraventa de unas propiedades. Más importante es sin embargo la aparición en el privilegio otorgado por el rey Enrique II a Juan Ramírez de Arellano en 1366, por el cual le hacía entrega del señorío de Cameros, cuya familia dominaría en Munilla hasta la abolición formal de los señoríos en las Cortes de Cádiz, convertida desde el siglo XV en Condes de Aguilar. La tierra de Cameros, hoy muy afectada por la despoblación, fue el núcleo de riqueza de la región durante varios siglos gracias a su dedicación a la ganadería mesteña y trashumante y a la industria de la lana. Munilla sobresalió en ambos aspectos, siendo uno de los pueblos de referencia dentro del señorío (de hecho, en el privilegio, Munilla es nombrado en segundo lugar) y llegando a alcanzar una próspera condición durante los siglos XVIII y XIX, poco antes de que la mecanización arruinara su industria de paños.

FESTEJOS POPULARES

  • Día del Emigrante: fiesta que se viene celebrando cada segundo domingo de mayo desde 1969 y que conmemora el exilio a que se vieron forzados muchos de los habitantes de Munilla.
  • Romería a la ermita de Santa Ana: domingo más próximo al 24 de julio.
  • Fiestas patronales de Peroblasco: conocida como Fiesta del Humo por el humo de colores que se proyecta desde las chimeneas de la aldea, se celebra el último fin de semana de julio.
  • Munijazz: festival de jazz que suele celebrarse antes de las fiestas patronales de Munilla.
  • Fiestas patronales en honor a la Virgen de la Soledad: celebradas en Munilla entre el 23 y el 26 de agosto.

ACTIVIDADES

Debido a su hábitat dispero en un relieve escarpado, el cual además está catalogado como Reserva de la Biosfera, conocer Munilla y sus aldeas es un gran aliciente para aquellos que disfrutan del senderismo, las rutas BTT y la historia. Paseando por la amplia Munilla, en la que son típicas las casas serranas construidas con zócalo de sillar y fachada de tapial encalado, podemos encontrar un puente de estilo romano construido entre los siglos XV y XVI; las iglesias de Santa María de la Asunción, de los siglos XVI y XVII, y, de San Miguel, un bello templo construido en estilo Reyes Católicos en los primeros años del siglo XVI y que guarda importantes retablos y una talla hispano-flamenca de la virgen; la Cruz del Crucero, un pequeño templete renacentista del siglo XVI y dos ermitas, la de la Soledad y la de la Virgen de Peñalavieja.

Además, en Munilla nos encontramos en un entorno privilegiado, donde además de destacar sus yacimientos de icnitas, con más de 900 huellas de dinosaurios, proliferan los hayedos encantados, los escarpes y los barrancos, atravesado por el sendero de Gran Recorrido 93, que recorre las sierras riojanas. Por su posición, además, los amantes de la naturaleza pueden visitar parajes asombrosos y cercanos como la Vía Verde del Cidacos, el Camero Viejo, la sierra de Hez y el valle de Ocón, donde la naturaleza y el patrimonio se funden para mostrar uno de los rostros más bellos de La Rioja.

GASTRONOMÍA

Destaca en Munilla las Jornadas del Queso Artesano, celebradas el a finales de octubre y dedicadas, como su nombre indica, a la degustación y reconocimiento de los quesos elaborados artesanalmente en toda España. En Munilla se pueden encontrar quesos cameranos de primer nivel, además de carnes asadas y recetas elaboradas siguiendo las tradiciones pastoriles.

Localización de Munilla