Ojacastro


Información de Ojacastro


OJACASTRO

Ojacastro es una localidad perteneciente a la comarca de Ezcaray, en el extremo suroccidental de la Rioja Alta. Se encuentra a menos de 3 km al norte de Ezcaray y a 65 km al suroeste de Logroño. Su población es de 176 habitantes (INE, 2017).

Ojacastro se ubica en pleno corazón de la sierra de la Demanda, rodeado por frondosos bosques y por numerosos montes que superan los mil metros de altitud. Además, dispersas alrededor del casco histórico de Ojacastro encontramos sus numerosas aldeas, tales como Tondeluna, Arviza, San Asensio de los Cantos (conocida como Santasensio) y Uyarra, así como por los despoblados de Amunartia, Zabárrula y Ulizarna.

HISTORIA

La toponimia de Ojacastro ha suscitado un interesante debate entre los especialistas puesto que si bien los nombres de todas sus aldeas tienen una clara procedencia del euskera, algunos consideran que la derivación de Ojacastro es latina. A favor de estos últimos juega el vocablo “castro”, de origen romano y cuyo significado es fortificación, fuerte; quienes defienden además la existencia de un pequeño castillo o fuerte en la Peña San Torcuato. Sea como fuere, lo que sí sabemos es que Ojacastro fue poblada por pueblos celtas tras una continua ocupación que se remonta hasta los tiempos del Neolítico, además de ser luego romanizada mediante un asentamiento de corte militar. Las primeras referencias históricas datan del siglo X, momento a partir del cual comienza una intensa labor repobladora con contingentes vascones, pues durante la invasión musulmana el territorio había quedado completamente despoblado. Esta influencia vasca sería tal que no solo se reflejaría en la toponimia del valle, sino que el euskera sería la lengua materna de los pobladores de Ojacastro, hasta el punto de que sus gentes podían declarar ante los tribunales castellanos en dicho idioma hasta el siglo XIV. A partir de ese momento y tras la configuración del territorio de Valdezcaray, la pequeña comarca encabezada por Ezcaray, la población de Ojacastro tendería a recogerse en torno al núcleo de población abandonando las numerosas aldeas dispersas.

FESTEJOS POPULARES

  • San Antón: 17 de enero, repartiéndose abundantes platos de cocido para todos.
  • San Zenón, San Vidal y San Agrícola: 9 de julio.
  • Acción de Gracias: 7 y 8 de septiembre.
  • Feria de Ganado y Artesanía: suele celebrarse en torno al día de El Pilar, el 12 de octubre.

ACTIVIDADES

Ojacastro dispone de un pequeño casco histórico en el que destacan bellos ejemplos de arquitectura popular riojana, predominando la mampostería sobre el sillar, pero ofreciendo algunos edificios de notable manufactura y alguna que otra casa solariega. El edificio más emblemático de la villa es la iglesia de San Julián y Santa Basilisa, templo del siglo XVI de grandes dimensiones y con un bonito altar plateresco que porta en su fachada las armas de sus señores, los Velasco, condes de Haro y Condestables de Castilla. También es reseñable por su bucólico encanto la pequeña ermita de la Ascensión, ubicada en San Asensio de los Cantos entre los siglos XII y XIII, encuadrándose dentro del románico tardío y mostrando ya algunos indicios del estilo gótico.

Ojacastro es un destino especial para los amantes de las actividades al aire libre. Sus rutas BTT o sus numerosos senderos permiten conocer todas sus aldeas y rincones en un paraje de singular valor natural, dominado por los frondosos bosques que cubren la sierra de la Demanda. Además, su orografía hace que los más inexpertos puedan comenzar a interesarse en el montañismo, ya que sus picos proponen recorridos de una dificultad asequible para todos los públicos. Destacan con nombre propio la Vía Verde del Oja – Tirón, que une Ezcaray con Haro y atraviesa Ojacastro, donde proliferan los sotos una vez se desciende hasta el valle; y el sendero de Gran Recorrido 93, que cruza toda la sierra riojana y que tiene en Ojacastro nudos que comunican a través de las montañas con San Millán de la Cogolla o el monasterio de Valvanera. Desde estos dos puntos, sin duda, puede comenzarse la afamada ruta de los monasterios de la Rioja Alta y, en dirección opuesta, aparece la emblemática villa de Ezcaray, uno de los destinos turísticos más importantes de La Rioja, donde es posible esquiar y cenar luego en un restaurante con estrellas michelín.

GASTRONOMÍA

Destacan la carne bovina, el queso de cabra, los caparrones, las patatas a la riojana y los productos de la huerta, así como las setas de temporada.

Localización de Ojacastro


  • Calle Obispo Fray Martín de Sarmiento, 11

    Ir ahora