San Román de Cameros


Información de San Román de Cameros


SAN ROMÁN DE CAMEROS

San Román de Cameros es un municipio compuesto por la propia localidad de San Román de Cameros y las pedanías y aldeas de Santa María, Montalbo, Velilla, Vadillos, Avellaneda y Valdeosera, muchas de ellas deshabitadas; que pertenece a la comarca de Cameros, en la Rioja Media, y, en concreto, a la comarca del Camero Viejo. Se encuentra ubicado a 9 km al norte de Laguna de Cameros, cabecera comarcal, y a 37 km de Logroño, capital de la provincia homónima y de la Comunidad Autónoma de La Rioja. Su población es de 140 habitantes (INE, 2017).

San Román de Cameros se localiza en una reserva natural de la biosfera, formando parte de un entorno privilegiado dentro de los valles del Iregua, Leza y Jubera. Con un casco urbano escalonado frente a las aguas del río Leza, San Román de Cameros es posiblemente una de las joyas del Camero Viejo. A diferencia de otras zonas de la sierra, donde el bosque rodea los núcleos de población, en los alrededores inmediatos de San Román de Cameros las masas forestales tienden a concentrarse en determinadas caras del monte, si bien en las cercanías (por ejemplo, en dirección a Ajamil) proliferan los bosques de hayas, robles y carrascas.

HISTORIA

Los primeros pobladores de San Román de Cameros fueron los celtíberos, que ocuparon la parte alta del monte en cuyas faldas se encuentra en la actualidad la villa. La toponimia, es decir, el nombre de San Román de Cameros, data sin embargo ya de nuestra era, aunque no se sabe si es de origen tardorromano o visigótico. La localidad estuvo luego relacionada con el Solar de Valdeosera que, junto con el de Tejada, son los señoríos más antiguos de España, datados en el siglo IX. Sin embargo, las primeras referencias escritas de San Román de Cameros datan del siglo XI, y nos hablan de una compraventa de propiedades por parte del señor de Vizcaya Íñigo López. Posteriormente, San Román de Cameros pasaría a formar parte del señorío de Cameros que Enrique II entregó a Juan Ramírez de Arellano por su ayuda en la guerra contra Pedro I el Cruel, hermanastro del rey, con cuya muerte se inauguró el reinado de la Casa de Trastámara. San Román de Cameros gozó de una importante época de esplendor entre los siglos XVI y XVIII gracias a la ganadería trashumante y mesteña y a la industria de la lana que los rebaños ovinos facilitaban.

FESTEJOS POPULARES

  • Festividad de San Sebastián: trasladada al tercer fin de semana de junio.
  • Festividad de la Virgen del Carmen: 16 de julio.
  • Fiestas patronales en honor a la Virgen del Val: en torno al 15 de agosto.

ACTIVIDADES

Visitar San Román de Cameros y recorrer sus calles es un deber para todo aquel viajero que llegue hasta el Camero Viejo. Se trata de una villa señorial serrana, de calles empedradas y edificios de piedra, donde se valora la bella arquitectura popular camerana, a base de sillar en las plantas inferiores y de adobe enyesado y madera en la superior. Cuenta con numerosas plazas y fuentes, así como espacios verdes, y en verano todos los balcones muestran una bella ofrenda de coloridas flores que alegra cualquier paseo. Dentro del apartado cultural, destaca el Molino del Corregidor, un ecomuseo dedicado a los antiguos molinos de agua, y el archivo del Solar de Valdeosera, el cual puede visitarse previa petición. Y, en lo que se refiere a patrimonio religioso, encontramos la iglesia parroquial de la Asunción, construida en estilo Reyes Católicos en el siglo XVI y diversas ermitas. Por otra parte, también las pedanías y aldeas de San Román de Cameros resultan interesantes de visitar, ya por presentar sus bucólicas ruinas, como en el caso de Valdeosera, donde se encuentra la gran casona señorial de los Tejada, ya por constituir auténticos y bellos remansos de paz.

En lo referente a su entorno, lo cierto es que San Román de Cameros se encuentra en una zona privilegiada para conocer el medio que caracteriza al Camero Viejo. En sus distintas rutas podemos alcanzar las Pozas de Villa Cristiana y sus cascadas, la dehesa de Santa María, numerosos dólmenes y enterramientos celtibéricos, una tejera tradicional o los increíbles roquedos, peñas y paredes de roca que encontramos al norte del Camero Viejo. Además, participa de los GR – 190 y 93 (idóneos para BTT).

GASTRONOMÍA

Destacan las carnes asadas, donde sobresale el cabrito asado, si bien podemos encontrar también otras carnes gracias a la variada ganadería de San Román de Cameros, las calderetas de carne, los embutidos y la chacinería y casquería tradicionales, los frutos de las huertas familiares, donde destacan las borrajas y las alubias, el queso camerano, los hongos y las torrijas.

Localización de San Román de Cameros