Santo Domingo de la Calzada


Información de Santo Domingo de la Calzada


SANTO DOMINGO DE LA CALZADA

La majestuosa y jacobea villa de Santo Domingo de la Calzada, cabeza de su propia comarca en la Rioja Alta, se encuentra a 46 km al oeste de Logroño, prácticamente en línea recta, tras superar Nájera. Su población es de 6.298 habitantes (INE, 2017).

Santo Domingo de la Calzada se ubica en la margen derecha del río Oja, a comienzos de su curso medio, en una posición paralela a la de Nájera en el río Najerilla. Se trata del segundo núcleo urbano más poblado del interfluvio formado por los citados ríos tras Haro, y si al sur la sierra de la Demanda cierra su horizonte con sus suavizadas cimas cubiertas de follaje, en el resto de direcciones se abre a la amplia llanura que domina La Rioja gracias al paso del Ebro y de sus afluentes paralelos por la margen derecha, que regalan además una fértil vega donde predominan las huertas, los viñedos y los campos de cereal.

HISTORIA

Con su toponimia y su origen vinculados de forma irremediable con la vida de Santo Domingo, eremita burgalés que vivió entre los siglos XI y XII, la villa de Santo Domingo de la Calzada surgió como un pequeño burgo en torno al hospital construido por el santo y a la pequeña iglesia anexa al mismo. Gracias a los distintos fueros reales para promocionar la población de Santo Domingo de la Calzada, a la prosperidad ligada al antiguo trazado del Camino de Santiago y a la inclusión de la villa en el realengo monárquico a partir de 1250, momento a partir del cual gozaría del derecho de poseer otras localidades vasallas, concluiría el siglo XIII habiendo multiplicado no solo su población sino de manera drástica su conjunto urbano. El Barrio Viejo, el Barrio Nuevo, el barrio de San Pedro y el arrabal de Margubete eran ya espacios consolidados y prósperos que en el siglo XIV verían alzarse la imponente muralla que rodeaba Santo Domingo de la Calzada. Hacia el siglo XV, la villa había formalizado ya lo que en la actualidad es su casco histórico, que además de las áreas mencionadas, incluiría también la calle Pinar, el arrabal de La Puebla y el barrio del Mercado. Tras un setecientos complicado, en el siglo XVIII Santo Domingo de la Calzada revive y se reacondiciona a los nuevos tiempos, creando una urbe que en el siglo XIX se convertiría en cabecera comarcal y partido judicial con las reformas administrativas de Javier de Burgos. Desde entonces hasta hoy, Santo Domingo de la Calzada es una de las villas más importantes de la Rioja Alta y es el centro dinamizador de la vida comarcal dentro de su término.

FESTEJOS POPULARES

  • Fiestas patronales en honor a Santo Domingo: conocidas como Fiestas del Santo, son una festividad declarada como Fiesta de Interés Turístico Nacional desde 1988 y se celebran entre el 10 y el 15 de mayo, si bien desde el 25 de abril comienza a haber ya actos tradicionales y ceremoniales.
  • Fiestas de Gracias y del santo Hermosilla: se celebran los días 18 y 19 de septiembre, y es renombrado el Festival de Calderetes de Patata que se celebra estos días, que lleva ya más de 35 ediciones a sus espaldas.
  • Ferias de la Concepción y Mercado Medieval: del 4 al 8 de diciembre, coincidiendo con los puentes de la Constitución y la Inmaculada.

ASPECTOS SOCIALES Y CULTURALES

La oferta cultural de Santo Domingo de la Calzada es amplísima. Incluye festivales gastronómicos (paellas, calderetas, caparronadas), teatrales (el Festival de Teatro se celebra cada mes de agosto), ecológicos (entre los que destaca la Ecoferia del Camino), mercados medievales, danzas tradicionales, museos, como por ejemplo el Centro de Interpretación del Camino de Santiago… y un largo etcétera.

ACTIVIDADES

Sin duda alguna, todo viajero que acuda a Santo Domingo de la Calzada debe recorrer su casco histórico, declarado como Conjunto de Interés Histórico – Artístico en 1973. Enumerar todos sus atractivos es una misión imposible y, de hecho, lo mejor que se puede hacer para sacar partido a la visita es acudir en primer lugar a la Oficina de Turismo (Calle Mayor, núm. 33). Quizá la imagen más representativa de Santo Domingo de la Calzada sea la Torre Exenta de la Catedral, construida en el siglo XVIII, una atalaya barroca de casi 70 m de altura que rasga el cielo riojano y que se ve desde muchos kilómetros a la redonda debido a lo llano de la orografía de la región, pero Santo Domingo de la Calzada es el lugar ideal para los enamorados de los edificios históricos, tales como los numerosos palacios que pueblan sus calles desde el siglo XVI, las ermitas (cuenta con cuatro, una de ellas en pleno casco histórico), las plazas históricas, las abadías y conventos, y los bonitos y cuidados paseos. Todo ello, además, aderezado por el particular aire que los peregrinos y el propio Camino de Santiago dan a todas y cada una de las villas por las que pasan.

Evidentemente, Santo Domingo de la Calzada se encuentra por derecho propio como uno de los lugares más destacados de la ruta de los monasterios. Esta es una de las propuestas culturales de La Rioja más importantes, ya que recorre los enclaves más bellos y destacados históricamente de la región, algunos de ellos declarados como Patrimonio de la Humanidad. Así pues, la ruta de la Rioja Alta que une Santo Domingo de la Calzada con San Millán de la Cogolla, Anguiano, Cañas, Tricio, Nájera, Casalarreina y San Asensio es uno de los principales atractivos al ofrecer una experiencia en todos los sentidos: es un viaje cultural, histórico, gastronómico y lúdico de primer orden. Muchos de estos lugares, además, amplían estas propuestas con nuevas rutas aledañas, tales como las rutas del vino en Casalarreina y en San Asensio o las rutas del románico de los ríos Oja y Tirón, accesibles desde el propio Santo Domingo de la Calzada o Casalarreina. Su posición en el valle del Oja, por otra parte, la sitúa en una línea prácticamente recta hacia el sur con Ezcaray (13 km), otro de los puntos más maravillosos de La Rioja, con una oferta turística tan variada que incluye desde una estación de esquí hasta restaurantes con estrellas michelín en un entorno asombroso dominado por la sierra de la Demanda. Y, en dirección norte, nos encontramos con Haro (20 km), la capital del vino y perla de La Rioja, ciudad bohemia de bodegas y palacios de piedra cuyas calles nos evocan los tiempos en los que la burguesía urbana dominaba el mundo.

Desde el punto de vista natural destaca sobre todo por su proximidad a la Demanda, así como por su inclusión en la vía verde del Oja – Tirón, que reaprovecha el antiguo trazado ferroviario que unía Ezcaray con Haro para regalar un paseo verde que hará las delicias de senderistas y aficionados a las rutas BTT. Además, también pueden recorrerse algunas vías peregrinas a través del sendero de Gran Recorrido 65, que prosigue la ruta jacobea, así como el de Gran Recorrido 63, que se adentra por la sierra de la Demanda entre bosques encantados y arroyos salvajes.

GASTRONOMÍA

Destaca una oferta que incluye restaurantes innovadores, cocina tradicional y pinchos, donde se degustan los mejores frutos de la huerta y deliciosas carnes asadas al sarmiento. Como plato típico destacan las patatas a la riojana y las calderetas y, entre los postres, son famosos los ahorcaditos, hojaldres rellenos de crema de almendras con forma de vieira, lo que los hace un producto inconfundible y muy reconocible de la gastronomía del Camino de Santiago.

Localización de Santo Domingo de la Calzada


Teléfonos


Te Recomendamos


Hostal Pedro I

Santo Domingo de la Calzada

Ver más