Soto en Cameros


Información de Soto en Cameros


SOTO EN CAMEROS

Soto en Cameros es un municipio compuesto por la propia localidad de Soto en Cameros y las pedanías de Trevijano, Luezas y Treguajantes que pertenece a la comarca de Cameros, en la Rioja Media, y, en concreto, a la comarca del Camero Viejo. Se encuentra a 18 km al norte de Laguna de Cameros, cabecera comarcal, y a 28 km de Logroño. Su población es de 97 habitantes (INE, 2017).

Soto en Cameros se encuentra en el norte del Camero Viejo, allí donde el relieve se muestra más cortante y agresivo de toda la sierra debido al encontronazo súbito con la depresión del Ebro. Descansa a orillas del Leza, en un valle de continuos meandros y suelos replegados que alterna montes desnudos con masas boscosas y llanos de montaña con cimas y riscos de gran belleza, como el promontorio en el que se encuentra la bella pedanía de Trevijano, balcón del Leza y de la sierra de Cameros.

HISTORIA

A pesar de los restos de población que abundan por toda la zona, en Soto en Cameros la prueba más evidente de poblamiento antiguo se encuentra en un dolmen funerario que contaba con numerosas ofrendas y cuerpos hallado en Trevijano de casi 5.000 años de antigüedad. Más o menos por las mismas fechas aparecen también los restos arqueológicos en el fondo del valle, ya en Soto en Cameros, si bien ligados aquí a la Edad del Bronce. Posteriormente, la zona fue poblada por berones y más tarde romanizada, como así lo demuestran los numerosos restos cerámicos aparecidos en las cercanías de la villa. Sin embargo, las primeras referencias sobre Soto en Cameros datan ya del siglo XI, por lo que poco sabemos del pasado visigodo y andalusí de la zona. El siguiente episodio importante en la historia de Soto en Cameros fue su entrega por parte de Enrique II a Juan Ramírez de Arellano dentro del señorío de Cameros, ofrenda donada en el siglo XIV por la ayuda de este en las guerras del rey frente a su hermanastro. Pero el mayor esplendor de Soto en Cameros, Trevijano y el resto de aldeas se produjo entre los siglos XVI y XVIII, gracias a la ganadería mesteña y a la industria manufacturera de la lana, con la cual toda la comarca de Cameros y las Siete Villas de la Demanda se convirtieron en el auténtico motor económico de toda la región y en una de las zonas más ricas del norte de España. Perteneció a las provincias de Burgos y Soria hasta 1833, cuando se creó la de Logroño.

FESTEJOS POPULARES

  • Fiestas patronales en honor a San Esteban: fin de semana más cercano al 3 de agosto.
  • Fiestas de la Virgen del Cortijo: fin de semana más cercano al 8 de septiembre.
  • Fiestas patronales en honor a San Cristóbal (Trevijano): 10 de julio.
  • Fiestas patronales de Luezas: fin de semana más cercano al 15 de agosto.
  • Feria del Ganado Selecto: se celebra el tercer sábado de mayo.

ACTIVIDADES

Soto en Cameros es una bella localidad que merece la pena ser visitada siempre que se recorra el Camero Viejo. Su bonita arquitectura, unida a su localización escalonada en un cerro, hacen de Soto en Cameros un rincón precioso e idílico del mundo rural. Destacan sus casas populares y señoriales, algunas de ellas todavía blasonadas desde el siglo XVIII, así como sus plazas y fuentes, la iglesia parroquial de San Esteban Protomártir, templo barroco de los siglos XVII y XVIII, y la ermita de Nuestra Señora del Cortijo, desde donde se goza de una panorámica increíble. Las vistas también son insuperables desde Trevijano, pudiendo contemplar en toda su extensión el valle del Leza, además del pintoresco y pequeño casco histórico de dicha pedanía. Las otras dos aldeas, Luezas y Treguajantes, se encuentran despobladas, si bien hay numerosas casas de segunda residencia ocupadas en verano y los fines de semana.

El entorno natural de Soto en Cameros y sus aldeas queda dentro de la reserva natural de la biosfera de los valles del Iregua, Leza y Jubera – Cidacos, por lo que es un punto realmente estratégico para conocer toda la zona. Destacan allí los escarpados relieves del Camero Viejo y los bosques de robles, carrascas y hayas. Además, hay numerosos recorridos senderistas y BTT por los alrededores de Soto en Cameros, por ejemplo por el cañón del río Leza o aquellos que unen con sus aldeas y ermitas, así como los que conducen hasta las numerosas icnitas (huellas de dinosaurio) que se encuentran en el término municipal de la villa. Hay también etapas de los senderos GR 190 y 93.

GASTRONOMÍA

Destaca la Feria de la Trufa, que se celebra la penúltima semana de junio para dar a conocer y valorar este preciado tesoro de Soto en Cameros. Además de la trufa, otros productos típicos de la zona son los mazapanes, las carnes asadas, el queso camerano y los frutos de las pequeñas huertas familiares que pueden encontrarse dispersas.

Localización de Soto en Cameros