Tudelilla


Información de Tudelilla


TUDELILLA

Tudelilla es un municipio que pertenece a la comarca de Calahorra, en la Rioja Baja. Se encuentra a 15 km al oeste de la cabecera comarcal y a 38 km al sureste de Logroño, capital de la provincia homónima y de la Comunidad Autónoma de La Rioja. Su población es de 349 habitantes (INE, 2017).

Tudelilla se ubica en el extremo oriental de La Rioja, en la llanura que se extiende entre los estertores del piedemonte de la sierra de Hez, declarada Reserva Mundial de la Biosfera, y el Ebro, con un término municipal que, entre campos de cultivo, se extiende suavemente hacia el cauce del río. Descansa en la margen derecha del pequeño río Molina, el cual, no obstante, permite desarrollar en sus márgenes una prolífica huerta familiar mientras a su alrededor se extienden los cultivos típicos del secano mediterráneo: el olivo, la vid y el cereal.

HISTORIA

Poco se sabe todavía de los orígenes de Tudelilla, si bien los restos arqueológicos evidencian un poblamiento agrícola y ganadero romano donde posteriormente se erigió un humilde monasterio altomedieval y, más tarde, una comunidad agrícola y monástica cisterciense, en concreto en el cerro de San Bartolomé de la Noguera. De hecho, sería desde el cerro desde donde se articularía la explotación agrícola del territorio y, por tanto, desde donde se iría impulsando la ocupación del territorio de la actual Tudelilla. El poblamiento romano de Tudelilla debe vincularse directamente con la ciudad romana de Calagurris Iulia, actual Calahorra, mientras que la explotación agropecuaria medieval, donada por Alfonso VII de Castilla a la Orden del Císter en el siglo XII, dependió del monasterio de Santa María de Fitero y, a partir del siglo XV, del de San Prudencio de Monte Laturece, ubicado en Clavijo. El núcleo de población de Tudelilla se fundó en el siglo XII por gentes de Arnedo, de tal modo que se acogió a la foralidad propia de dicho municipio y formó parte de su red de aldeas hasta el siglo XVII, cuando consiguió la independencia. Si bien pudo eludir el control eclesiástico, Tudelilla cayó en las garras del señorío laico una vez se desmembró de Arnedo al pertenecer a los condes de Nieva y duques de Frías, una de las familias más importantes de La Rioja y de la España Castellana de los siglos XV y XVI, considerada como Grandeza de España por parte del Emperador Carlos V.

FESTEJOS POPULARES

  • Fiestas patronales en honor a San Roque: celebradas en torno al 16 de agosto.
  • Festividad de San Bartolomé: se celebran durante dos días en torno al 24 de agosto.
  • Fiestas de Santa Bárbara: tres días de fiesta en torno al 4 de diciembre.

ACTIVIDADES

Dentro del conjunto arquitectónico de Tudelilla destacan la iglesia parroquial de Santa María, construida en el siglo XVI y en la que sobresale su bella torre de ladrillo; y la ermita de Santa Bárbara, edificada entre los siglos XVII y XVIII en mampostería y sillar y con ingreso porticado. Sin embargo, uno de los puntos más interesantes de Tudelilla es su yacimiento arqueológico, ubicado en el cerro de San Bartolomé de la Noguera, declarado Bien de Interés Cultural. Conviene destacarlo no solo por la importante labor histórica que su hallazgo está promoviendo, sino también porque es una de las muestras más antiguas de la tradicional vinculación entre La Rioja y el vino, pues cuenta con un histórico calado que podría remontarse hasta la Edad Media.

En su entorno encontramos de especial interés la sierra de Hez y el valle de Ocón, parajes que además de poseer un gran valor paisajístico y natural, proponen multitud de posibilidades para los amantes del senderismo y las rutas BTT. Destacan sus bosques y las cimas de Cabimonteros y Carbonera, así como las aldeas de Ocón y las bucólicas ruinas de algunos despoblados, poco a poco devorados por la naturaleza, pero ofreciendo una estampa realmente romántica en muchos casos.

GASTRONOMÍA

Tudelilla goza de los frutos de su huerta, productos de temporada de gran calidad, así como de platos de cierta tradición ganadera, tales como las chuletillas al sarmiento o el cuajo. Destaca, por otra parte, el aceite de la localidad, el cual se trabaja en un histórico trujal, verdadero protagonista de la pringada, la tostada de aceite y azúcar tan típica de la Rioja Suroriental. Entre sus postres más típicos se encuentran también las rosquillas, las bolas de leche, los panales o las saladillas. Tales manjares pueden disfrutarse especialmente durante los últimos días de octubre, cuando se realizan las jornadas gastronómicas de Tudelilla, denominadas Tudelilla Tal Cual. Y, por supuesto, en sus mesas, ya en sus bodegas o en sus restaurantes tradicionales, cualquier plato siempre se encuentra bien regado con algunos de los mejores vinos de la DO Rioja.

Localización de Tudelilla