Villar de Torre


Información de Villar de Torre


VILLAR DE TORRE

Villar de Torre es un municipio perteneciente a la comarca de Nájera, en la Rioja Alta. Dista 18 km en dirección suroeste de la ciudad de Nájera y 43 km en el mismo sentido de Logroño, capital de la provincia homónima y de la Comunidad Autónoma de La Rioja. Su población es de 172 habitantes (INE, 2017).

Villar de Torre se concentra en ambas márgenes del río Tuerto, a los pies de la sierra, en el amplio interfluvio formado por los ríos Oja al oeste y Najerilla al este. A su espalda encontramos las elevaciones y los bosques de la Demanda, mientras en el piedemonte prospera una agricultura cerealista y vinícola que poco a poco va perdiendo altura conforme se avanza hacia la depresión del Ebro.

HISTORIA

La historia de Villar de Torre es poco conocida y hasta cierto punto confusa. Decimos esto porque si bien la primera cita documental que refiere a Villar de Torre data del siglo X, cuando el rey navarro García Sánchez I la cedió al cercano monasterio de San Millán, el historiador riojano del siglo XIX Ángel Casimiro Govantes señala que Villar de Torre fue villa realenga. Es posible, por tanto, que Villar de Torre pudiera comprar su libertad y escapar del yugo señorial en algún momento de su historia, pero en caso de no haber sido así, la relación feudal con el monasterio de San Millán finalizaría en 1811 con la abolición de los señoríos. Villar de Torre, como la mayor parte de los pueblos de la zona, pertenecía al partido judicial de Santo Domingo de la Calzada y, por tanto, a la provincia de Burgos. Fue en 1833, con la creación de la provincia de Logroño, cuando Villar de Torre pasó a formar parte de la actual provincia. Al año siguiente, en 1834, se crearía el partido judicial de Nájera, adscribiéndose Villar de Torre al mismo.

FESTEJOS POPULARES

  • Fiestas patronales en honor a San Juan Bautista: 24 de junio.
  • Fiestas de Acción de Gracias: último fin de semana de agosto.

ACTIVIDADES

Villar de Torre posee un humilde caserío en el que abundan las casas de ladrillo, que en ocasiones se dispone en las fachadas creando ajedrezados y otras formas decorativas, y también las de mampostería, conservando alguna el blasón de la histórica familia que la habitó. Quizá una de las cosas que más llaman la atención de la localidad es la iglesia parroquial de San Juan Bautista, que cuenta con un llamativo aparejo de mampostería en sus muros y en cuya entrada se funde con el frontón de pelota de Villar de la Torre. En su altar mayor cuenta con esmerado retablo romanista del siglo XVI.

No obstante, como sucede con las localidades que se ubican en los pies de la Demanda, lo cierto es que el principal atractivo de Villar de Torre se encuentra en el maravilloso entorno que la rodea. Así, en Villar de Torre se funden los dos grandes espacios en los que se articula toda La Rioja, el de la sierra y el del valle. Evidentemente, Villar de Torre es un pueblo de la sierra, pero a sus pies el piedemonte se va internando en la depresión del Ebro y, al mismo tiempo, la localidad se encuentra flanqueada por dos de los valles más importantes de la Rioja Alta, el del Oja y el del Najerilla, además del propio del río Tuerto, que atraviesa la localidad, y los cercanos de Cárdenas y San Millán. Esto permite que los aficionados al senderismo y a las rutas BTT puedan disfrutar de numerosas etapas en un entorno cambiante, recorriendo tan pronto un frondoso bosque de hayas como atravesando uno de los numerosos sotos ribereños que se extienden a lo largo de las vías verdes de los ríos. El Jardín Botánico de La Rioja, entre Azofra y Hormilla, se encuentra a solo 11 km en dirección norte.

Desde el punto de vista cultural, la localización es con mucho de las más interesantes de la Rioja Alta. Villar de Torre está inmerso en la ruta de los monasterios, una preciosa ruta temática que recorre los principales conventos y santuarios de la Rioja Alta, algunos de ellos antiquísimos, como la basílica paleocristiana de Tricio, construida con materiales procedentes de un templo romano anterior; y otros declarados Patrimonio de la Humanidad, como los monasterios de Yuso y Suso de San Millán de la Cogolla. A este recorrido se puede acceder desde la cercana Cañas, y además se relaciona con otras propuestas también interesantes. Destacan en este sentido la ruta Gonzalo de Berceo, que une Berceo con San Millán y está dedicada a la lengua castellana, o la ruta del vino de la comarca de Haro, a la que se puede acceder desde San Asensio en su etapa oriental y Casalarreina en su vertiente occidental, siendo ambas localidades los puntos más septentrionales de la ruta de los monasterios.

GASRTRONOMÍA

Villar de la Torre posee valiosas huertas de regadío y patatas. El último domingo de agosto se celebra el festival de la patata brava acompañado de vino riojano.

Localización de Villar de Torre