Villavelayo


Información de Villavelayo


VILLAVELAYO

Villavelayo es una de las históricas Siete Villas de la Rioja Alta, ubicada en la comarca de Anguiano. Se encuentra a 34 km al suroeste de Anguiano y a 78 km en la misma dirección de Logroño, limitando ya con la provincia de Burgos. Su población es de 48 habitantes (INE, 2017).

Villavelayo se esconde en plena sierra de la Demanda, rodeado de montes que superan los mil metros de altura y por los que los cursos altos de los ríos Neila, Najerilla y Canales fluyen entre saltos horadando la roca. Siendo la última de las Siete Villas, la más meridional, Villavelayo descansa entre los bosques y prados que han permitido que sus gentes prosperaran en el pasado.

HISTORIA

Tierra poblada desde el siglo VII y lugar de nacimiento de Santa Áurea (siglo XI), el episodio más famoso de la historia de Villavelayo es su pertenencia a la mancomunidad de las Siete Villas. Este hermanamiento entre siete localidades a caballo entre la Demanda y el Camero Nuevo estableció una confederación en 1584 que trató de defender sus intereses ganaderos y los derechos políticos de sus gentes frente a la tiranía de los condes de Aguilar, señores de Cameros. Tal hermandad gozaba de instituciones y jurisdicciones propias, como la Casa de las Islas, centro neurálgico de la confederación que se encontraba en la antigua villa de Mansilla de la Sierra, hoy anegada bajo un embalse. El apogeo y el esplendor alcanzado por esta histórica comarca de las Siete Villas, una de las zonas más ricas de La Rioja entre los siglos XIII y XIX, se debió a la ganadería trashumante, a su privilegiada localización y a la industria textil surgida al calor de la lana merina de sus rebaños. Las formas de vida de estas tierras, entre las que se encuentra Villavelayo, por tanto, quedaron ligadas al futuro de sus ganados, de tal modo que los usos y costumbres de las Siete Villas están jalonados de esa acumulación de experiencias y generaciones dedicadas al pastoreo trashumante.

FESTEJOS POPULARES

  • Santa Áurea: 11 de mayo.
  • Día de las Siete Villas: segundo fin de semana de julio. Se celebra de forma rotacional entre los pueblos que conforman esta histórica comarca.
  • Fiestas patronales: segundo sábado de agosto.

ACTIVIDADES

Villavelayo es, como el resto de las Siete Villas, un lugar congelado en el tiempo. Es cierto que a diferencia de otras localidades de esta histórica comarca no cuenta con tantos palacetes de sillar y calles empedradas, pero eso no es óbice para que la arquitectura popular de la villa no sea una obra de arte, tanto por su belleza como por la capacidad de adaptarse a la sinuosa orografía en la que se encuentra, que hace que el caserío se articule en torno a tres pequeños núcleos. Villavelayo es una localidad llena de encanto, y entre sus casonas más elegantes destaca el edificio conocido como Palacio de Fernán González, construido en dos alturas y con un histórico blasón presidiendo sobre su entrada. Un lugar importante es también la iglesia parroquial de Santa María de la Asunción, la cual sigue siendo para los expertos todo un misterio por su dificultad para ser datada. Aunque la base principal de su fábrica es claramente románica, en torno al siglo XII, y se aprecian también reformas posteriores cuyos estilos remiten a los siglos XV y XVI, el misterio de esta sencilla y pequeña iglesia se encuentra en que es evidente que está construida con materiales de otro templo que como mínimo pueden datarse en torno al siglo VI, los cuales lucen motivos que se relacionan con el mundo visigodo y mozárabe. El conjunto monumental de Villavelayo, además de con tres puentes y varias fuentes, finaliza con la ermita de Santa Áurea, del siglo XVII, desde donde se obtienen grandes vistas de la zona.

Villavelayo ofrece distintas opciones para los amantes del senderismo, el montañismo y las actividades cinegéticas. Destacan los senderos hasta Canales de la Sierra, la dehesa de Cobarajas o el hayedo que conduce hasta el alto de Tabladillas. En la zona puede practicarse la caza y la pesca (Coto del Neila), y las lagunas glaciares de Neila, ya en la provincia de Burgos, se encuentran a solo 25 km de distancia. Además, la zona está rodeada de cimas elevadas, algo interesante para quienes busquen experiencias más exigentes.

GASTRONOMÍA

La gastronomía de Villavelayo se caracteriza por su condición de pueblo de montaña. Esto implica que sus productos siempre son de temporada. Sus recetas destacan por sus carnes, tanto de cordero como de ternera, y también son muy típicos los choricillos, los rosquillos, el pacharán casero y los perrochicos, setas a las que incluso se les dedica el Festival del Perrochico en mayo.

Localización de Villavelayo